Fortalecimiento muscular: ¿es seguro para los niños?

El fortalecimiento muscular ofrece muchos beneficios para los niños; sin embargo, hay precauciones importantes que no hay que perder de vista. Esto es lo que tienes que saber sobre el fortalecimiento muscular en los más jóvenes.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Fortalecimiento muscular para niños? ¡Claro que sí! Si se hace correctamente, el fortalecimiento muscular ofrece numerosos beneficios para los atletas jóvenes. El fortalecimiento muscular es incluso una buena idea para los niños que simplemente quieren verse y sentirse mejor. De hecho, el fortalecimiento muscular podría colocar a tu hijo en un camino hacia una mejor salud y un mejor estado físico para toda la vida.

Fortalecimiento muscular, no levantamiento de pesas

No confundas el fortalecimiento muscular con el levantamiento de pesas, el fisicoculturismo o el levantamiento de potencia. La motivación principal de estas actividades es la competencia, y los participantes se enfrentan entre ellos para ver quién levanta más peso o para desarrollar músculos más grandes que el resto de los atletas. Esto puede implicar un esfuerzo muy grande para los músculos, tendones y las zonas de cartílago jóvenes que aún no se han convertido en hueso (cartílago de crecimiento), en especial, cuando se sacrifica la técnica correcta para levantar más peso.

En los niños, lo mejor es usar resistencia leve y movimientos controlados, y se debe hacer especial hincapié tanto en la técnica correcta como en la seguridad. Tu hijo puede hacer muchos ejercicios de fortalecimiento muscular con su propio peso corporal o con una banda elástica de bajo costo. Otras opciones son las mancuernas y las máquinas de pesas.

¿Cuáles son los beneficios del fortalecimiento muscular en los niños?

Si se hace correctamente, el fortalecimiento muscular puede hacer lo siguiente:

  • Aumentar la fuerza y la resistencia muscular de tu hijo
  • Ayudar a proteger los músculos y las articulaciones de tu hijo para que no sufra lesiones deportivas
  • Ayudar a mejorar el desempeño de tu hijo en casi todos los deportes, desde la danza al patinaje artístico o el fútbol americano y el fútbol
  • Desarrollar técnicas adecuadas que tu hijo podrá seguir poniendo en práctica cuando crezca

Ten en cuenta que el fortalecimiento muscular no es solo para los atletas. Incluso si a tu hijo no le interesan los deportes, el fortalecimiento muscular puede:

  • Fortalecer los huesos de tu hijo
  • Favorecer niveles saludables de presión arterial y colesterol
  • Ayudar a tu hijo a mantener un peso saludable
  • Mejorar la seguridad y la autoestima de tu hijo

¿Cuándo puede comenzar un niño a hacer ejercicios de fortalecimiento muscular?

Durante la infancia, los niños mejoran la consciencia, el control y el equilibrio del propio cuerpo a través del juego activo. Sin embargo, ya a los 7 u 8 años, el fortalecimiento muscular puede ser un componente valioso de un plan de ejercicio global, siempre que el niño tenga la madurez suficiente para seguir instrucciones y usar la técnica y la forma adecuadas.

Si tu hijo expresa interés en el fortalecimiento muscular, recuérdale que el objetivo de estos ejercicios es aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos. Aumentar el volumen de los músculos es algo totalmente distinto, que se recomienda hacer después de la adolescencia, cuando ya se ha alcanzado la madurez física y esquelética.

También puedes consultarle al médico si tu hijo podría comenzar un programa de fortalecimiento muscular, en especial si tiene un problema de salud, conocido o sospechado, como una afección cardíaca, presión arterial alta o un trastorno convulsivo.

¿Cuál es la mejor forma de comenzar un programa de fortalecimiento muscular para niños?

El programa de fortalecimiento muscular de un niño no necesariamente es una versión a escala reducida de lo que haría un adulto. Ten presente estos principios generales:

  • Recibir instrucciones. Comienza con un instructor o entrenador personal que tenga experiencia en el fortalecimiento muscular de niños. El instructor o entrenador puede crear un programa de fortalecimiento muscular seguro y eficaz basado en la edad, el tamaño, las capacidades y los intereses deportivos de tu hijo. O bien inscribe a tu hijo en una clase de fortalecimiento muscular diseñada para niños.
  • Precalentar y enfriar el cuerpo. Alienta a tu hijo a comenzar cada sesión de fortalecimiento muscular haciendo entre 5 y 10 minutos de actividad aeróbica leve, como caminar, trotar en el lugar o saltar la soga. Esto permite precalentar los músculos y prepararlos para realizar una actividad más intensa. Estirar suavemente después de cada sesión también es una buena idea.
  • Levantar pesas livianas. Los niños pueden levantar pesas para adultos de manera segura, siempre y cuando las pesas sean lo suficientemente livianas. En la mayoría de los casos, resulta eficaz hacer una o dos series de 12 a 15 repeticiones. La resistencia tampoco tiene por qué provenir de las pesas. Otras opciones eficaces son los ejercicios con banda elástica o los ejercicios de resistencia con el peso del cuerpo.
  • Hacer hincapié en la técnica adecuada. En lugar de enfocarte en la cantidad de peso que tu hijo puede levantar, haz hincapié en la forma y la técnica adecuadas durante cada ejercicio. Tu hijo puede aumentar progresivamente la resistencia o la cantidad de repeticiones a medida que crece.
  • Supervisar a tu hijo. La supervisión por parte de un adulto que conoce la técnica adecuada de fortalecimiento muscular es una parte importante del fortalecimiento muscular para niños. No dejes que tu hijo haga los ejercicios solo.
  • Descansar entre las sesiones de entrenamiento. Asegúrate de que tu hijo descanse al menos un día entero cada vez que ejercite cada grupo muscular específico. Dos o tres sesiones de fortalecimiento muscular por semana son suficientes.
  • Hacer que sea divertido. Ayuda a tu hijo a variar la rutina para evitar que se aburra.

Los resultados no se obtendrán de la noche a la mañana. Sin embargo, con el tiempo, tu hijo notará una diferencia en la fuerza y en la resistencia muscular, lo que puede estimular un hábito de ejercicio que dure toda la vida.

June 13, 2018 See more In-depth