Cómo preparar a tu hija para la menstruación

¿No sabes qué decirle a tu hija sobre la menstruación? A continuación, te damos algunos consejos para comenzar.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La menstruación ocurre generalmente alrededor de los 12 años, pero es posible tener períodos menstruales a los 8 años. Por eso, es importante que hables sobre este tema con anticipación. Sin embargo, la menstruación puede ser un tema incómodo de explicar. ¿Cuál es la mejor forma de preparar a tu hija?

Habla desde los primeros momentos y con frecuencia

Cuanto antes comiences a hablar con tu hija sobre los cambios que puede esperar durante la pubertad, mejor. No planees una sola charla en la que se hablen todos los temas. Por el contrario, planea una serie de conversaciones. Si tu hija hace preguntas sobre la menstruación, respóndelas abierta y sinceramente. Si tu hija no hace preguntas, debes ser tú quien comience a hablar sobre la menstruación.

Podrías comenzar preguntándole qué sabe sobre la pubertad. Aclara la información errónea, pregúntale si tiene dudas y explícale los conceptos básicos. Comparte tus experiencias. Haz un seguimiento de las lecciones de salud y educación sexual que tu hija reciba en la escuela. Si tu hija se muestra reacia a hablar, no bajes los brazos.

Tu hija necesita información sobre el ciclo menstrual y todos los desafíos que plantea la pubertad. Los amigos pueden proporcionar información imprecisa. Hablar con tu hija puede ayudar a disipar los miedos infundados o la ansiedad, así como influir de manera positiva en su imagen corporal. Además, las conversaciones que tengas con tu hija sobre la menstruación pueden servir de base para futuras charlas sobre las citas y la sexualidad.

Asesoramiento práctico preferido

La biología de la menstruación es importante; sin embargo, a la mayoría de las niñas les interesa más la información práctica. Probablemente tu hija querrá saber cuándo sucederá, qué sentirá y qué deberá hacer cuando llegue el momento.

  • ¿Qué es la menstruación? La menstruación significa que el cuerpo es físicamente capaz de producir un embarazo. En la primera mitad del ciclo menstrual, los niveles de la hormona estrógeno aumentan, lo que provoca el engrosamiento del revestimiento del útero. Este revestimiento alimentará al óvulo fertilizado (embrión) si se produce un embarazo. A medida que el revestimiento aumenta de tamaño, un óvulo en uno de los ovarios empieza a madurar. Aproximadamente, el día 14 de un ciclo promedio de 28 días, el óvulo se desprende del ovario (ovulación). El óvulo viaja por una de las trompas de Falopio hasta el útero. El embarazo se produce si un espermatozoide fecunda un óvulo y si se adhiere a la pared del útero. Si el óvulo no se fecunda, se disuelve, los niveles hormonales disminuyen y el revestimiento engrosado del útero se desprende y sale por la vagina. Esto es la menstruación.
  • ¿Cuándo sucederá? Nadie puede decir con exactitud cuándo se producirá la primera menstruación. Sin embargo, suele comenzar alrededor de dos años después de que las mamas empiezan a desarrollarse.
  • ¿Cuánto dura? Es probable que las primeras menstruaciones sean leves y solo produzcan unas pocas manchas de sangre. La mayoría de los períodos menstruales duran entre tres y cinco días, pero lo normal es que duren de dos a siete días.
  • ¿Provoca dolor? Los síntomas frecuentes comprenden calambres en la parte inferior del abdomen o en la espalda, o sensibilidad en las mamas inmediatamente antes de la menstruación o durante esta. También son posibles los dolores de cabeza, los mareos, las náuseas y la diarrea. El ejercicio, los baños calientes, una almohadilla térmica o un analgésico de venta libre pueden aliviar las molestias.
  • ¿Qué debo hacer? Explica cómo usar las compresas higiénicas, los tampones y las copas menstruales, así como la importancia de cambiarlas de forma regular, cada cuatro a ocho horas en el caso de las compresas higiénicas y los tampones, y cada ocho a doce horas en el caso de las copas menstruales. Abastece el baño de diversos tipos de productos de higiene femenina con anticipación. Alienta a tu hija a probar y hallar el producto que sea más adecuado para ella.
  • ¿Todos sabrán que tengo mi período menstrual? Explica que las compresas higiénicas, los tampones y las copas menstruales no se pueden ver a través de la ropa. Anima a tu hija a llevar suministros en la mochila, cartera o a guardarlos en el armario en caso de que sean necesarios.

Todos somos diferentes

Recuérdale a tu hija que no debe preocuparse cuando sus amigas comiencen a menstruar —o si sus períodos parecen ser diferentes. Explícale que la menstruación, incluida la duración y el flujo del ciclo, varía de una persona a otra y, a veces, de un mes a otro.

También es común que las adolescentes tengan períodos irregulares. Es posible que el ciclo se vuelva regular después de seis años o más desde la primera menstruación. El ciclo menstrual promedio dura 28 días y se cuenta desde el primer día de un período menstrual hasta el primer día del siguiente período. Si bien los ciclos de las adolescentes más jóvenes pueden oscilar entre 21 y 45 días, los ciclos más largos son más comunes durante los primeros años después del comienzo de la menstruación.

Enséñale a tu hija cómo hacer un seguimiento de los períodos menstruales usando un calendario o una aplicación para teléfonos móviles. Con el tiempo, es probable que tu hija pueda predecir cuándo comenzará su período. Llevar un seguimiento de los períodos menstruales también puede ayudar a tu hija y a su médico a identificar posibles trastornos menstruales u otros problemas de salud.

Programa un control médico para tu hija en los siguientes casos:

  • Si tu hija no ha comenzado a menstruar antes de los 15 años o dentro de los tres años después de que las mamas comenzaran a crecerle (o si las mamas no han comenzado a crecerle antes de los 13 años)
  • Si tu hija no menstrúa durante tres meses después del comienzo de la menstruación o si sospecha que está embarazada
  • Si tu hija tiene períodos con mayor frecuencia que una vez cada 21 días o con menor frecuencia que cada 45 días
  • Si tu hija tiene períodos que se vuelven irregulares después de haber sido regulares
  • Si tu hija tiene períodos que duran más de siete días
  • Si tu hija tiene dolores intensos durante los períodos menstruales
  • Si tu hija presenta sangrado entre los períodos menstruales
  • Si tu hija tiene sangrado más intenso de lo normal o usa más de una compresa o un tampón cada una o dos horas
  • Si tu hija tiene fiebre y se siente enferma repentinamente después de usar un tampón

Sé positivo

Los cambios relacionados con la pubertad pueden ser un poco atemorizantes. Asegúrale a tu hija que es normal que la menstruación provoque inquietudes, pero que no hay nada de qué preocuparse y que estás a su disposición para responder las preguntas que tenga.

Nov. 20, 2018 See more In-depth