¿Te comprometiste a realizar un cambio en el estilo de vida? De qué forma los grupos de apoyo en redes sociales pueden constituir el arma secreta que necesitas para tener éxito.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

A menudo, las redes sociales tienen una mala reputación como una pérdida de tiempo o una cámara de eco insípida. Sin embargo, los usuarios inteligentes han descubierto que las redes sociales pueden ser una herramienta poderosa para ayudarte a encontrar tu camino hacia el bienestar.

Ya sea que estés determinado a perder peso, hacer más ejercicio o controlar el estrés hábilmente, se ha demostrado que encontrar un grupo de ideas afines en las redes sociales ayuda a fomentar un cambio en el comportamiento.

¿Estás listo para intentarlo? Las siguientes tres plataformas populares ofrecen una variedad de opciones.

  1. Facebook: con más de 2000 millones de usuarios activos por mes, Facebook es la red social en línea más popular del mundo. ¿Se puede usar para ayudarte a cambiar hábitos de salud?

    Los hallazgos de algunas investigaciones recientes indican que la respuesta es definitivamente sí. En un estudio, las personas que buscaban perder peso y participaron en una página de un grupo de apoyo de pérdida de peso en Facebook, publicando e indicando “me gusta” en otras publicaciones, perdieron más peso que sus compañeros que no participaron. Otros estudios observaron resultados similares para dejar de fumar.

  2. Instagram: esta red social basada en fotos puede hacer que las tareas diarias, como el registro de los alimentos que se consumen, sean más fáciles y divertidas. En un estudio, los participantes informaron que alardear sobre sus comidas saludables con sus amigos y obtener elogios virtuales como respuesta ayudó a reforzar los nuevos hábitos alimenticios y acelerar la motivación para tener mejores resultados. También utilizaron la aplicación para encontrar recetas nuevas y consejos para lograr estilos de vida más saludables.
  3. Twitter: admira el poder del tweet de 280 caracteres. Estudios demuestran que recurrir a Twitter en busca de apoyo para hacer cambios saludables en el estilo de vida, como ejercitarse más o perder peso, realmente funciona.

    Compartir actualizaciones de estado, como “¡Terminé una caminata de 2 millas!” o “Probé una receta de salmón nueva para la cena. ¡Deliciosa!”, ayuda a mantenerte responsable y te hace sentir bien por tus éxitos. Un estudio concluyó que las personas que utilizaron Twitter perdieron más peso. En otro, los investigadores observaron que cuando las personas que utilizaron monitores de actividad física comenzaron a twittear sobre su actividad, la cantidad de actividad física diaria que hacían aumentó.

Los investigadores también buscaron la manera de maximizar los beneficios de los grupos de apoyo en las redes sociales. Estudios anteriores ofrecen un aporte claro: úsalo más, no menos. En al menos dos estudios, las personas a dieta que participaron de manera activa en discusiones en línea regularmente perdieron más peso que sus compañeros que pasaron menos tiempo conectados.

Realizar cambios en el estilo de vida puede ser difícil. Tómate un minuto para encontrar un grupo de apoyo en línea. Conéctate con personas que te incentivarán cuando te quieras rendir, te aplaudirán cuando continúes intentando y te ofrecerán consejos útiles cuando te tropieces. Las investigaciones demuestran que esto realmente marca la diferencia para algunas personas. ¿Por qué no lo intentas?

May 22, 2019