Cultiva tu espiritualidad

La espiritualidad también se trata de entrar en contacto con tu yo interior. Un componente clave es la autorreflexión. Trata de seguir estos consejos:

  • Intenta orar, la meditación, técnicas de conciencia plena y relajación para ayudar a enfocar tus pensamientos y encontrar la paz mental.
  • Ten un diario para ayudar a expresar tus sentimientos y registrar tu avance.
  • Busca un consejero o amigo de confianza que te pueda ayudar a descubrir lo que es importante para ti en la vida. Otros pueden tener perspectivas que no has descubierto aún.
  • Lee historias o ensayos inspiradores para ayudarte a evaluar diferentes filosofías de vida.
  • Platica con las personas que tengan una vida espiritual que admires. Haz preguntas para saber cómo encontraron su camino hacia una vida espiritual gratificante.

Enriquece tus relaciones

La espiritualidad también se enriquece a través de las relaciones con otras personas. Darte cuenta de esto es esencial para fomentar relaciones con las personas que son importantes para ti. Esto puede dar paso a un sentido más profundo de tu lugar en la vida y en el bien común.

  • Haz de las relaciones con amigos y familia una prioridad. Da más de lo que recibes.
  • Ve lo bueno en las personas y en ti mismo. Acepta a otras personas como son, sin juicios.
  • Contribuye a tu comunidad por medio de trabajo voluntario.

En busca de la vida espiritual

Estar en contacto con tu espíritu interior y las vidas de los que te rodean puede mejorar tu calidad de vida, tanto mental como física. El concepto que tienes sobre la espiritualidad puede cambiar con la edad y las experiencias en la vida, pero siempre forma la base de tu bienestar, te ayuda a lidiar con los factores que causan estrés ya sean grandes o pequeños, y afirma tu propósito en la vida.

April 23, 2016 See more In-depth