Control del estrés: previene las recaídas

El estrés tiende a regresar a tu vida y hacerte sentir infeliz. Estas simples estrategias de manejo del estrés pueden ayudarte a mantenerlo bajo control.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Estás mejorando en el manejo del estrés. Tal vez ya dominaste las nuevas técnicas de gestión del tiempo. O has aprendido a controlar tu ira bajo presión. Eso es grandioso. Sin embargo, para mantener el estrés bajo control para siempre, necesitas comprometerte a usar las técnicas de manejo del estrés que has aprendido.

Practicar el control del estrés

El control del estrés no es un botiquín de primeros auxilios que se saca solamente en caso de emergencia. Más bien, es un conjunto de herramientas que puedes usar todos los días para tratar los problemas grandes y pequeños que surgen. Es una buena idea mantener tus herramientas afiladas e incluso añadir algunas a tu colección de vez en cuando.

Prepárate para las recaídas

No te desanimes si a veces no logras manejar una situación estresante tan bien como te gustaría. Los cambios llevan tiempo, y los reveses son parte de la curva de aprendizaje. Aprende de la experiencia y planea manejarla mejor la próxima vez. Aunque tengas retrocesos, no te rindas. Concéntrate en lo que puedes hacer para recuperar el control. Piensa en cuáles fueron los errores y qué puedes aprender de la situación.

Estrategias para prevenir los contratiempos

Es más probable que el estrés regrese si no te estás ocupando de ti. Así que recuerda ser tu prioridad. Estas estrategias pueden ayudarte a concentrarte.

Tómate tiempo para ti

Solo 10 a 20 minutos de reflexión en silencio pueden aliviar tu estrés y aumentar tu tolerancia al estrés crónico. Escucha música, relájate y trata de pensar en cosas agradables o en nada en absoluto. Si sientes que tus músculos se tensan durante el día, haz una caminata durante un breve descanso. Respira profundamente, inhala, haz una pausa por un segundo y luego exhala lentamente. Repite esto algunas veces. Analiza probar con ejercicios de meditación o atención plena.

Haz ejercicio con regularidad

El ejercicio puede ayudar a combatir la depresión y la ansiedad. Muévete, por ejemplo, saliendo a caminar la mayoría de los días de la semana. La actividad física regular puede beneficiar a tu cuerpo y mente. Intenta hacer 30 minutos de ejercicio aproximadamente cinco días por semana.

Come de manera inteligente

Una dieta rica en frutas, vegetales y granos integrales puede darte más energía para mantener el estrés bajo control. Si bien la cafeína puede darte un impulso de energía, esta desaparecerá rápidamente.

Duerme mucho

Trata de dormir lo suficiente cada noche, ya que esto puede ayudarte a enfrentar el estrés. La mayoría de las personas necesitan, aproximadamente, entre siete y nueve horas de sueño cada noche. Establece un ritual consistente a la hora de irte a dormir. Planifica acostarte y levantarte a la misma hora todos los días. Quita las tabletas y teléfonos celulares de tu dormitorio, ya que la luz que emiten estos dispositivos puede dificultar aún más el sueño.

No tomes demasiados compromisos

En lugar de buscar maneras de incluir más actividades en el día, busca maneras de reducirlas. Recuerda que está bien decir no a nuevas solicitudes o compromisos. Decir que no es una oración completa. Cuando dices que no a un nuevo compromiso, estás honrando tus obligaciones existentes y asegurándote de que podrás dedicarles tiempo de alta calidad.

Prepárate

Anticípate a los desafíos. Ya sea que te prepares para un proyecto en el trabajo, planifiques una reunión familiar o te ocupes de un niño enfermo, estar preparado puede ayudarte a enfrentar situaciones estresantes con confianza. Si es necesario, dedica más tiempo para relajarte. Si tienes muchas tareas que debes realizar, escribe una lista de tareas por hacer y determina cuáles son las más importantes.

Aleja los pensamientos negativos

Si te encuentras pensando: "Esto no se puede hacer", vuelve a ponerte firme. Piensa en cambio: "Esto será difícil. Pero puedo hacer que funcione. Puedo superar esto.". Darles un giro positivo a los pensamientos negativos puede ayudarte a trabajar en situaciones estresantes.

Ríete siempre

El humor es una gran manera de aliviar el estrés. Prueba mirando una película graciosa o leyendo algunos libros que contengan bromas. La risa libera endorfinas, sustancias naturales que te ayudan a sentirte mejor y a mantener una actitud positiva. Los estudios sugieren que la risa puede tener muchos beneficios que pueden incluir el fortalecimiento del sistema inmunitario, el aumento de la circulación y el alivio del dolor.

Busca ayuda

Si los nuevos factores estresantes desafían tu capacidad para sobrellevar la situación o si las técnicas que antes eran útiles han perdido su eficacia, es posible que tengas que buscar refuerzos. Muchos libros, sitios web y grupos de apoyo se dedican a ayudar a las personas a superar tiempos difíciles. También puede ser útil hablar con un terapeuta o profesional de la salud mental. A veces, una perspectiva externa puede hacer la gran diferencia.

Recuerda que el estrés es parte de la vida; nunca va a desaparecer. Pero tú tienes las herramientas para impedir que el estrés se apodere de tu vida. Úsalas bien. Y recuerda que nadie tiene más responsabilidad en tu salud y bienestar que tú.

Aug. 20, 2021 See more In-depth

Ver también

  1. Cinco formas de volver a incorporar lo lúdico a tu vida
  2. Un cerebro muy feliz
  3. Adaptarse para controlar el estrés
  4. ¿En las fiestas, puedes comer todo lo que quieras?
  5. Adoptar una actitud asertiva
  6. Postura de puente
  7. Estrés de las personas encargadas del cuidado
  8. Postura del gato/la vaca
  9. Ahuyenta la depresión de invierno
  10. Postura del niño
  11. Cobra
  12. Lidiar con el estrés laboral
  13. COVID-19 y tu salud mental
  14. ¿El estrés empeora la artritis reumatoide?
  15. Posición de perro que mira hacia abajo
  16. ¿Te atemoriza una reunión familiar para celebrar un día festivo?
  17. Aliviar el estrés para reducir los síntomas del eccema
  18. Alivia el estrés para reducir las exacerbaciones de psoriasis
  19. ¿Te sientes agobiado? Toma un descanso
  20. El perdón
  21. Grandes expectativas: cómo evitar que creen infelicidad
  22. ¿Te has reído mucho hoy?
  23. Los días festivos no tienen que dejarte en bancarrota
  24. Cómo despejar y ordenar tu espacio puede hacerte más saludable y feliz
  25. Desgaste laboral
  26. Satisfacción laboral
  27. Reír más, estresarse menos
  28. Aprende cómo reducir el estrés al vivir con conciencia plena
  29. Aprende a decir que no y disfruta de las fiestas
  30. Controla el estrés mediante la resolución de problemas
  31. Controlar el estrés para mejorar los síntomas de la artritis psoriásica
  32. Postura de montaña
  33. ¿Necesitas lograr un mejor equilibrio entre la vida y el trabajo?
  34. Nueva ansiedad a causa de la escuela
  35. ¿Un día festivo perfecto? ¡Olvídalo!
  36. Terapia con mascotas
  37. Pensamiento positivo
  38. Resiliencia
  39. Di que no para decirle que sí al manejo del estrés
  40. Torsión de columna en posición sentada
  41. Presentación de diapositivas: Posturas de yoga
  42. Apoyo social: aprovecha esta herramienta para ganarle al estrés
  43. Postura de la pinza de pie
  44. El estrés y la presión arterial alta
  45. Estrés de las fiestas
  46. Alivio del estrés con la risa
  47. Métodos para aliviar el estrés
  48. ¿Estás estresado? Evita trasnochar
  49. ¿Estás estresado? Prepárate para el éxito
  50. Grupos de apoyo
  51. El poder del pensamiento positivo
  52. Guerrero 1
  53. ¿Qué es el yoga con calor?
  54. ¿Qué es la reflexología?
  55. Equilibrio en la vida laboral