Tener amigos cercanos y familiares ofrece grandes beneficios para tu salud. Aquí descubrirás cómo desarrollar y mantener estas relaciones esenciales.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Contar con una red de apoyo social sólida puede ser fundamental para superar el estrés en etapas difíciles, sin importar si se trata de un día complicado en el trabajo o un año lleno de pérdidas o enfermedades crónicas. La falta de apoyo social puede derivar en el aislamiento y la soledad. Puesto que el apoyo de tus familiares, amigos y compañeros de trabajo es una parte esencial de tu vida, cuanto antes comiences a cuidar estos vínculos tan importantes, mejor.

Una red de apoyo social está compuesta por amigos, familiares y pares. Una red de apoyo social es diferente de un grupo de apoyo, que suele ser una reunión estructurada liderada por un profesional de la salud mental.

Aunque tanto los grupos de apoyo como las redes de apoyo pueden cumplir un rol importante en momentos de estrés, puedes formar la red de apoyo social cuando no estés bajo estrés. Dicha red te brinda la tranquilidad de saber que tus amigos están disponibles para ti en caso de que los necesites.

No debes formalizar tu red de apoyo. Una pausa para tomar un café con un amigo en el trabajo, una conversación breve con un vecino, una llamada telefónica a tu hermano o incluso una visita a la iglesia son todas maneras de entablar y fomentar relaciones duraderas con otras personas.

Los estudios han demostrado que el aislamiento social y la soledad están relacionados con un mayor riesgo de tener una mala salud mental y una salud cardiovascular deficiente, así como otros problemas de salud. Otros estudios han demostrado los beneficios de una red de apoyo social, que incluyen los siguientes:

  • Mejorar la capacidad de lidiar con situaciones estresantes
  • Aliviar los efectos de la angustia emocional
  • Promover la buena salud mental durante toda la vida
  • Mejorar la autoestima
  • Disminuir los riesgos cardiovasculares, como disminuir la presión arterial
  • Promover las conductas de un estilo de vida saludable
  • Fomentar el cumplimiento de un plan de tratamiento

Si quieres mejorar tu salud mental y tu capacidad para combatir el estrés, rodéate de al menos algunos buenos amigos y confidentes. A continuación, se mencionan algunas ideas para que construyas tu red social:

  • Ofrécete como voluntario. Elige una causa que sea importante para ti y participa. Seguro conocerás a otras personas que compartan intereses y valores similares.
  • Únete a un gimnasio o grupo de entrenamiento. Incorporar actividad física en tu día es una parte importante de un estilo de vida saludable. Puedes hacer amigos mientras haces ejercicio. Busca gimnasios en tu área o visita un centro comunitario local.
  • Toma una clase. Mediante un curso de educación comunitaria o una universidad local, estarás en contacto con otras personas que comparten pasatiempos o actividades similares.
  • Investiga en Internet. Gracias a las redes sociales, puedes mantenerte en contacto con amigos y familiares. Existen muchos sitios buenos para personas que atraviesan momentos estresantes, como enfermedades crónicas, la pérdida de un ser querido, la llegada de un nuevo bebé, un divorcio y otros cambios en la vida. Asegúrate de usar sitios de buena reputación y ten cuidado al organizar reuniones en persona.

Una relación exitosa es una calle de doble sentido que exige tu participación activa. Estas son algunas sugerencias para nutrir tus relaciones:

  • Mantente en contacto. Si respondes llamadas telefónicas, contestas correos electrónicos y devuelves invitaciones, les demostrarás a las personas que te importan.
  • No compitas. Ponte feliz en lugar de estar celoso cuando tus amigos tengan éxito.
  • Aprende a escuchar. Escucha cuando tus amigos hablen. Averigua qué es importante para ellos.
  • No te excedas. Ten cuidado de no abrumar a tus amigos y familiares con llamadas telefónicas y correos electrónicos. Ahórrate esos momentos de mucha exigencia para cuando realmente los necesites.
  • Valora a tus amigos y familiares. Tómate tu tiempo para dar las gracias y expresar lo importantes que son para ti.
  • Da algo a cambio. Brinda apoyo a tus familiares y amigos siempre que lo necesiten.

Recuerda que el objetivo de crear tu red de apoyo social es reducir el nivel de estrés, no aumentarlo. Ten cuidado con aquellas situaciones que parecen quitarte energía. Por ejemplo, evita pasar demasiado tiempo con alguien que sea constantemente negativo y crítico. Del mismo modo, evita a las personas que tengan comportamientos no saludables, como el abuso de sustancias y de alcohol.

Tomarse el tiempo para crear una red de apoyo social es una inversión inteligente no solo para tu bienestar mental, sino también para tu salud física y tu longevidad. Empieza a entablar nuevas amistades o a mejorar las relaciones que ya tienes. Independientemente de que seas quien recibe el apoyo o quien brinda el aliento, recibirás una gran cantidad de recompensas.

Nov. 20, 2018