Cómo centrarte en el presente para progresar a largo plazo

A veces, ver el panorama general puede marearte. Aquí tienes consejos para dejar de preocuparte por el futuro durante un minuto y prepararte para un progreso real.

"Concentrarse en el juego a largo plazo" es un consejo común para hacer cambios saludables. Solo di no a esa segunda rosquilla. Piensa en tu salud a largo plazo. Practica el autocontrol.

La realidad: a menudo nuestros cerebros están conectados para la gratificación instantánea, por lo que a veces necesitan ayuda para pensar a largo plazo. Reflexionar sobre la importancia de tus grandes metas futuras puede ser abrumador.

¿Cómo voy a llegar allí? Ya he fallado, así que ¿qué sentido tiene intentarlo?

Si la presión de una gran meta a largo plazo hace que tu cerebro funcione en espiral, podría ser el momento de empezar de cero y concentrarte en el aquí y el ahora. Después de todo, son las pequeñas decisiones que tomas todos los días las que te llevan a un gran progreso.

Así que ten una estrategia para los momentos en los que todo parece demasiado grande.

Paso 1: respira profundamente 3 veces. Puede ser útil intentar inhalar durante cinco segundos y exhalar durante siete segundos, tres veces. Concentrarte en tu respiración te da tiempo para calmar tu cuerpo y tu mente.

Paso 2: regístrate sin juzgar. ¿Qué es lo que sientes? ¿En qué estás pensando? Toma un minuto para ver lo que tienes en mente y tu reacción al respecto. Y aquí está la clave: practicar la observación y dejar a un lado todos los juicios. Este es un momento para ver lo que puedes aprender sobre ti mismo.

Paso 3: habla con esa voz en tu cabeza. La autocompasión significa hablarnos a nosotros mismos de la manera en que un buen amigo nos hablaría. Cuando notes una autocomunicación negativa, retrocede. Practica una forma de pensar más amable y flexible.

Por ejemplo, tu cerebro dice: "No puedo hacer esto porque no soy un gran trabajador". Intenta algo diferente. "Estoy avanzando en la dirección correcta". Después de un tiempo, estos pensamientos positivos pueden empezar a hacerse costumbre.

Paso 4: haz una cosa pequeña. ¿Qué puedes hacer en los próximos cinco minutos, horas o días que pueda ayudarte a avanzar hacia tu meta? Tal vez sea una caminata de 10 minutos antes de tu próxima reunión. O irte a la cama 15 minutos antes. Hacer algo, aunque sea pequeño, puede ayudarte a construir la confianza y el impulso que necesitas para seguir adelante.

Sept. 14, 2019 See more In-depth