De qué manera ser amable puede hacerte sentir más saludable y más feliz

¿El simple hecho de ser amable con regularidad puede contribuir a tu salud? Las investigaciones dicen que sí, en más formas de las que podrías imaginar.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Seguro has escuchado las historias alentadoras: transeúntes que arrojan montones de dinero en efectivo en cubos de recolección para entidades benéficas o donantes anónimos que les pagan las facturas del hospital a extraños. Y personas que ayudan a las víctimas durante tormentas y desastres naturales. Estos actos de bondad hacen que todos se sientan bien.

Hay una ciencia detrás de ese fenómeno llamada "bondad amorosa". Y, según las investigaciones, aprender y practicar la bondad amorosa puede afectar profundamente tu actitud, perspectiva e incluso tu salud.

Mejor aún, puedes reconfigurar el cerebro para que esté más presente y sea más amable con los demás, lo que mejorará tu estado de ánimo todos los días. Estas tres prácticas sencillas te ayudarán a empezar.

1. Meditación de bondad amorosa

La meditación de bondad amorosa es una práctica tranquila y contemplativa que enfoca el pensamiento en la región de tu corazón y motiva pensamientos cálidos y tiernos, posiblemente sobre un ser querido. En un estudio, las personas que practicaron este tipo de meditación una hora a la semana sintieron emociones positivas más intensas (amor, satisfacción, alegría) al interactuar con los demás.

Los beneficios para la salud documentados de practicar esta meditación incluyen los siguientes:

  • Reducción del dolor y la tensión de las migrañas
  • Reducción de los síntomas de depresión
  • Posible ralentización del proceso de envejecimiento Los estudios han demostrado que las mujeres que practican la meditación de bondad amorosa tienen telómeros más largos, que son como pequeños extremos de ADN. Los telómeros más cortos se han asociado con un envejecimiento más rápido.

Quizás la mejor noticia es que incluso pequeñas dosis de meditación de bondad amorosa pueden ayudar. En un estudio, se demostró que una sesión de 10 minutos de meditación de bondad amorosa aumentó los sentimientos de conexión social y los sentimientos positivos hacia los demás.

2. Actos de bondad

Este es tan simple: establece intencionalmente el objetivo de ser más amable con los demás. Expresa una amabilidad sincera a un compañero de trabajo. Haz el esfuerzo especial de decirle palabras amables a un vecino. Sostén el ascensor para alguien o tómate el tiempo para ayudar a un ser querido.

A medida que comiences a mostrar amabilidad, puede que experimentes lo que se ha confirmado mediante la investigación: la generosidad puede ser contagiosa.

¿Por qué? El acto de ayudar a los demás activa la parte de tu cerebro que te hace sentir placer. También libera una hormona llamada oxitocina que ayuda a modular las interacciones sociales y las emociones: cuanto más altos sean tus niveles de oxitocina, más generoso podrás ser.

Para reflexionar: según consta, una persona en Winnipeg, Manitoba, pagó la cuenta del siguiente automóvil en la fila en un servicio de café y sándwich. Esto inspiró a la siguiente persona a hacer lo mismo. ¡La cadena continuó hasta una asombrosa cantidad de 226 clientes!

Al parecer, las investigaciones apoyan la regla de oro: haz con los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti. Cuanto más amable seas con los demás, mejor te sentirás.

3. Enfócate en la gratitud

¿Sientes gratitud por las cosas buenas de tu vida? Si no es así, es hora de comenzar a sentirla.

Los investigadores han descubierto que los sentimientos de agradecimiento pueden ayudar a mejorar el sueño, disminuir el cansancio, aumentar la confianza e incluso disminuir la depresión. Una forma de aumentar tus sentimientos de gratitud es comenzar a escribir en un diario.

Se ha descubierto que llevar un diario de gratitud (simplemente escribir las cosas por las que estás agradecido) mejora los marcadores biológicos que indican la salud del corazón. ¿No quieres llevar un bloc de notas? Existen muchas aplicaciones para teléfonos que pueden ayudarte a expresar gratitud o compartir momentos felices.

Al igual que cualquier otra cosa, participar en la bondad amorosa se vuelve más fácil con la práctica. Intenta tener pensamientos positivos sobre las personas en tu vida. Escribe las cosas por las que sientes gratitud esta semana. Resérvate 10 minutos para meditar. Es posible que encuentres una versión más feliz y saludable de ti mismo.

Nov. 01, 2018 See more In-depth

Ver también

  1. 3 estrategias simples para ayudarte a concentrarte y sacarte el estrés
  2. Tres formas de ser más resiliente al estrés
  3. 3 maneras de aprender a tener paciencia y mejorar el bienestar
  4. 4 formas comprobadas de sentirse más feliz
  5. Un cerebro muy feliz
  6. Adaptarse para controlar el estrés
  7. Control de la ira: respuestas a tus preguntas
  8. ¿En las fiestas, puedes comer todo lo que quieras?
  9. Cómo equilibrar las responsabilidades del trabajo y de la vida
  10. Adoptar una actitud asertiva
  11. Postura de puente
  12. ¿Puede el yoga ayudarme a controlar el estrés del cuidador?
  13. Estrés de las personas responsables del cuidado
  14. Estrés de las personas encargadas del cuidado
  15. Postura del gato/la vaca
  16. Ahuyenta la depresión de invierno
  17. Postura del niño
  18. Cobra
  19. Controla tu correo electrónico para recuperar el control de tu vida
  20. Cómo lidiar con el exceso de información
  21. Lidiar con el estrés laboral
  22. Duelo por la enfermedad del coronavirus:
  23. COVID-19 y tu salud mental
  24. Cómo afrontar el desempleo causado por COVID-19
  25. Libérate del estrés mediante la respiración
  26. Negación
  27. ¿El estrés empeora la artritis reumatoide?
  28. Posición de perro que mira hacia abajo
  29. ¿Te atemoriza una reunión familiar para celebrar un día festivo?
  30. Alivia el estrés para reducir las exacerbaciones de psoriasis
  31. ¿Te sientes agobiado? Toma un descanso
  32. El perdón
  33. Grandes expectativas: cómo evitar que creen infelicidad
  34. ¿Te has reído mucho hoy?
  35. Los días festivos no tienen que dejarte en bancarrota
  36. Cómo el orden de tu espacio puede hacerte más saludable y feliz
  37. Cómo centrarte en el presente para progresar a largo plazo
  38. Desgaste laboral
  39. Satisfacción laboral
  40. Reír más, estresarse menos
  41. Aprende cómo reducir el estrés al vivir con conciencia plena
  42. Aprende a decir que no y disfruta de las fiestas
  43. Estrategias de estilo de vida para controlar el dolor
  44. Controla el estrés mediante la resolución de problemas
  45. Controlar el estrés para mejorar los síntomas de la artritis psoriásica
  46. Postura de montaña
  47. ¿Necesitas un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada?
  48. Consejos para aliviar el estrés
  49. Nueva ansiedad a causa de la escuela
  50. ¿Un día festivo perfecto? ¡Olvídalo!
  51. Terapia con mascotas
  52. Pensamiento positivo
  53. Resolución de problemas
  54. Resiliencia
  55. Di que no para decirle que sí al manejo del estrés
  56. Torsión de columna en posición sentada
  57. Los contratiempos y las críticas: no permitas que te frustren
  58. Presentación de diapositivas: Posturas de yoga
  59. Apoyo social: aprovecha esta herramienta para ganarle al estrés
  60. Espiritualidad y alivio del estrés
  61. Postura de la pinza de pie
  62. El estrés y la presión arterial alta
  63. El estrés y la tecnología
  64. Estrés de las fiestas
  65. Cómo prevenir los contratiempos del estrés
  66. Alivio del estrés con la risa
  67. Cómo decir que no
  68. Aliviadores de estrés
  69. ¿Estás estresado? Evita trasnochar
  70. ¿Estás estresado? Prepárate para el éxito
  71. Grupos de apoyo
  72. El poder del pensamiento positivo
  73. ¿Te sientes cansado o molesto? Prueba estos consejos
  74. Para controlar la ansiedad, comienza con tu manera de pensar.
  75. Usa la regla del 80/20 para administrar el tiempo y reducir el estrés
  76. Guerrero 1
  77. ¿Qué es el yoga con calor?
  78. ¿Qué es la reflexología?
  79. Por qué la aromaterapia está apareciendo en las unidades de cirugía de los hospitales
  80. Equilibrio en la vida laboral