Los días de fiesta pueden ser un momento de estrés, con muchos eventos y obligaciones adicionales. Escoge tus compromisos con cuidado. Si dices "sí" cuando deberías decir "no", puedes sentirte resentido y abrumado. Los amigos y la familia van a entender si no puedes participar en todas las actividades. Si no es posible decir "no" cuando tu jefe te pide que trabajes horas extras, intenta quitar algo más de tu horario para compensar for el tiempo que te lleve.

Sept. 22, 2015