Las fiestas no son una excusa para abandonar los hábitos saludables. Algo de indulgencia está bien, pero exagerar puede hacer que te sientas deprimido y culpable. Planea con anticipación para manejar la tentación. En las fiestas, come un refrigerio saludable antes de las comidas para no excederte con los dulces, los quesos o las bebidas. Y sigue comiendo de forma saludable, maneja el estrés, duerme lo suficiente y realiza mucha actividad física.

Oct. 29, 2020