Antes de que empiece la temporada de compras antes de las fiestas, decide cuánto puedes gastar. Si no tiens mucho dinero, prueba con estas alternativas: sugiere sortear nombres para intercambiar regalos en la familia. Haz tus propios regalos, como certificados para una comida hecha en casa, o una noche cuidando niños. Dona comida enlatada a un banco de alimentos local en lugar de hacer un regalo. Recuerda que las mejores partes de las fiestas rara vez llegan envueltas en una caja. Los buenos recuerdos son los regalos que más duran.

Sept. 22, 2015