Las tensiones en la familia con frecuencia están al máximo durante la temporada de las fiestas. Considera éste un buen momento para dejar de lado las diferencias. Intenta aceptar a tus seres queridos tal como son, aunque no cumplan con tus expectativas. Y sé comprensivo si hay otros que se alteran o se afligen si algo no sale bien. Es posible que también estén sintiendo los efectos del estrés de las fiestas.

Sept. 22, 2015