La relajación muscular progresiva puede reducir la tensión muscular que provoca el estrés. Primero, busca un lugar tranquilo, libre de interrupciones. Contrae cada grupo muscular durante unos cinco segundos y, luego, relájalos durante 30 segundos. Repite el ejercicio antes de avanzar al siguiente grupo muscular. Practica esta técnica cada vez que te sientas estresado.

Nov. 20, 2018