Los adolescentes y el sexo: cómo proteger la salud sexual de tu adolescente

Los adolescentes y el sexo pueden ser una combinación peligrosa. Conoce cómo hablar con tu adolescente acerca de la abstinencia y la anticoncepción.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Son pocos los padres que desean afrontar la idea de que sus adolescentes mantienen relaciones sexuales, pero las investigaciones demuestran que muchos adolescentes son sexualmente activos cuando están en la escuela secundaria, lo que los pone potencialmente en riesgo de embarazo e infecciones de transmisión sexual. En lo relativo a los adolescentes y el sexo, la clave es hablar sobre la importancia de la anticoncepción antes de que se inicie la actividad sexual.

Cómo promover la abstinencia

Cuando tratamos el tema de los adolescentes y el sexo, nunca es demasiado tarde para hablar de abstinencia. Si crees firmemente que mantener relaciones sexuales antes del matrimonio no es lo correcto o si simplemente deseas que tu hijo adolescente posponga esta práctica hasta alcanzar un mayor grado de madurez, no dudes en explicarle lo que sientes. Si compartes los motivos de tus creencias, es más probable que tu hijo adolescente entienda y adopte tus valores.

Además, pídele a tu hijo que piense en sus propios valores y deseos para el futuro y que piense en cómo mantener relaciones sexuales podría afectarlos. Explícale los siguientes puntos:

  • La adolescencia y el sexo pueden ser una combinación arriesgada.
  • Existen muchas formas no sexuales mediante las cuales puede demostrar sus sentimientos por alguien.
  • El único método seguro para prevenir el embarazo en la adolescencia y las infecciones de transmisión sexual (ITS), como la clamidia, la gonorrea, el virus del papiloma humano (VPH), el herpes y el VIH, es abstenerse de la actividad sexual, ya sea oral, vaginal o anal.

La abstinencia también puede evitar el estrés emocional de tu hijo adolescente en caso de que finalice su relación.

Análisis de las opciones de anticoncepción

Conocer los métodos anticonceptivos es una habilidad muy importante en la vida de cualquier persona. Independientemente de que tu hijo adolescente desee mantener relaciones sexuales o esperar, debes asegurarte de que él o ella conozca los métodos para evitar un embarazo y para protegerse contra las enfermedades de transmisión sexual.

Preservativos

Destaca la importancia de usar el preservativo en todo momento durante el acto sexual, incluso cuando tu hijo lo use como método anticonceptivo complementario.

  • El uso correcto y continuo de preservativos es la manera más eficaz en que los adolescentes sexualmente activos se pueden proteger contra las infecciones de transmisión sexual.
  • Los preservativos ayudan a evitar el embarazo.

Métodos anticonceptivos recetados

Existen distintos métodos anticonceptivos recetados que pueden ayudar a prevenir el embarazo adolescente. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) recomienda a los adolescentes utilizar medidas de anticoncepción reversibles de acción prolongada primero, como los dispositivos intrauterinos e implantes anticonceptivos, puesto que estas opciones son muy efectivas y no requieren de demasiada atención.

Algunas opciones de métodos anticonceptivos recetados que ayudan a prevenir el embarazo adolescente son las siguientes:

  • Dispositivos intrauterinos (Mirena, Skyla, Paragard)
  • Implantes anticonceptivos (Implanon, Nexplanon)
  • Pastillas anticonceptivas combinadas
  • Parche anticonceptivo (Ortho Evra)
  • Anillo vaginal (NuvaRing)
  • Inyección anticonceptiva (Depo-Provera)

Tu hija adolescente debe consultar a un médico para poder obtener una receta para estos tipos de anticonceptivos. Antes de programar la consulta, pregúntale a tu hija si prefiere consultar a una médica mujer.

Explícale a tu hija que el médico hará lo siguiente:

  • Revisará sus antecedentes médicos.
  • Realizará un tacto vaginal.
  • Analizará los riesgos y beneficios de los diferentes tipos de anticonceptivos. Por ejemplo, Depo-Provera no suele recomendarse para jóvenes adolescentes porque puede afectar la masa ósea.

Asegúrate de que tu hija adolescente entienda que los métodos anticonceptivos recetados no sustituyen los preservativos. Los métodos anticonceptivos recetados ayudan a evitar el embarazo, pero no ofrecen protección contra las infecciones de transmisión sexual.

Métodos anticonceptivos de emergencia

Explícale a tu hija que siempre es conveniente tomar una decisión para prevenir el embarazo antes de mantener relaciones sexuales. Sin embargo, los métodos anticonceptivos de emergencia como la pastilla del día después (Plan B One-Step o Next Choice One Dose con levonorgestrel) o ulipristal (ella) pueden ayudar a evitar el embarazo en caso de que tu hija adolescente no haya planificado la anticoncepción previamente o si el método anticonceptivo falla.

  • Plan B One-Step es un medicamento de venta libre y puede adquirirse sin receta.
  • Next Choice One Dose es un medicamento de venta libre disponible solo para mujeres mayores de 17 años, o bien para mujeres menores de 17 años con receta.
  • Ella está disponible solo bajo receta de un médico o un profesional de la salud.

Asegúrate de que tu hija adolescente entienda que los métodos anticonceptivos de emergencia deben administrarse lo antes posible después de la relación sexual sin protección. Si bien pueden tomarse hasta 120 horas después de la relación sexual sin protección, cuanto antes se tome la pastilla, será más probable que haga efecto.

Planificación familiar natural

Si el uso de métodos anticonceptivos se opone a tus valores, evalúa hablar con tu hija acerca de la planificación familiar natural, que implica abstenerse de mantener relaciones sexuales durante los días más fértiles del ciclo menstrual.

Ten esto en cuenta:

  • La planificación familiar natural no es tan efectiva como los métodos anticonceptivos recetados y no ofrece protección contra las infecciones de transmisión sexual.
  • El uso efectivo de los métodos de planificación familiar natural requieren perseverancia y planificación; y las relaciones sexuales adolescentes no suelen ser planificadas.
  • Las jóvenes adolescentes suelen tener ciclos menstruales irregulares, lo que dificulta evaluar los signos de fertilidad.

No pienses que hablar con tus hijos adolescentes sobre la anticoncepción va a alentarlos a mantener relaciones sexuales. Es probable que sientan curiosidad con respecto al sexo y a la anticoncepción, independientemente de que tú hables con él o ella al respecto o no. Si eres abierto y honesto, puedes ayudar a tu hijo a tomar decisiones informadas y a actuar con responsabilidad cuando decida mantener relaciones sexuales, ya sea ahora o en el futuro.

Si te resulta difícil hablar con tu hijo adolescente sobre la anticoncepción, pídele ayuda al médico de tu hijo. Un médico puede asesorarte acerca de cómo hablar con tu hijo y cómo responder a sus preguntas sobre la anticoncepción con precisión.

July 18, 2014 See more In-depth