Dejar de fumar es difícil, así que recompénsate por tus éxitos. ¿Pasaste el día sin un cigarrillo? Recompénsate con algo especial. ¿Pasaste la semana? Calcula cuánto dinero has ahorrado por no haber comprado cigarrillos. Usa lo que ahorraste para darte un gusto o inviértelo para el futuro. Recompénsate por no fumar haciendo algo que disfrutes todos los días, como pasar más tiempo con tus hijos o nietos, ir a un partido de béisbol, darte un baño de inmersión en la bañera o mirar una película. Cada pequeño éxito puede ayudarte a alcanzar tu objetivo de dejar de fumar para siempre.

Nov. 20, 2018