No tengas miedo de pedirle ayuda a tu médico para dejar de fumar. Los tratamientos que pueden disminuir la compulsión de fumar comprenden las terapias de reemplazo de nicotina, que se pueden administrar mediante parches cutáneos, pastillas, goma de mascar, inhaladores o aerosoles nasales. Estos tratamientos comienzan el día en que dejas de fumar. Existen otros medicamentos sin nicotina que pueden aliviar los síntomas de abstinencia, ya que imitan la acción de la nicotina en el cuerpo. El tratamiento con estos medicamentos debe comenzar una o dos semanas antes del día en que dejes de fumar.

Nov. 20, 2018 See more In-depth