Cigarrillos electrónicos: no es una forma segura de fumar

Los cigarrillos electrónicos son alternativas populares para reemplazar los cigarrillos comunes, pero ¿son seguros?

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan a batería para calentar un líquido (por lo general, aunque no siempre, que contiene nicotina) y convertirlo en un vapor que puede inhalarse. El uso de cigarrillos electrónicos a menudo se denomina «vaporear».

Los cigarrillos electrónicos vienen en distintos diseños. Algunos se venden con cartuchos llenos, mientras que otros están diseñados para que los usuarios puedan agregar una solución comprada por separado. Por lo general, las soluciones contienen glicerina vegetal o propilenglicol como ingredientes principales, diversas cantidades de nicotina, saborizantes y otros aditivos.

¿Los cigarrillos electrónicos son seguros?

No hay evidencia científica que indique que el uso de los cigarrillos electrónicos sea seguro.

Dado que los cigarrillos electrónicos no queman tabaco, la mayoría de los expertos concuerdan en que es probable que causen menos efectos dañinos que los cigarrillos tradicionales. La mayoría de los fabricantes de cigarrillos electrónicos sostienen que sus productos son una alternativa segura a los cigarrillos convencionales. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos ha cuestionado la seguridad de estos productos.

Los investigadores han descubierto que algunos cigarrillos electrónicos contienen cantidades de nicotina que son muy diferentes de las que se indican en la etiqueta. Además, se ha demostrado que algunos saborizantes y otros aditivos son tóxicos.

Se desconocen los efectos en la salud a largo plazo que puede provocar la inhalación de glicerina vegetal, propilenglicol y otros aditivos. La Administración de Alimentos y Medicamentos y muchas organizaciones para el cuidado de la salud, incluida la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), han emitido advertencias acerca de los riesgos de los cigarrillos electrónicos para la salud.

¿Los cigarrillos electrónicos me ayudarán a dejar de fumar?

Los estudios para probar si los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar han tenido resultados contradictorios. En el mejor de los casos, los cigarrillos electrónicos no son más eficaces que los medicamentos de reemplazo de nicotina para ayudar a dejar de fumar.

El U.S. Preventive Services Task Force (Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los EE. UU.) ha llegado a la conclusión de que la evidencia actual no es suficiente para recomendar los sistemas electrónicos de suministro de nicotina para la suspensión del consumo de tabaco en adultos.

Si buscas ayuda para dejar de fumar, hay siete medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos que han demostrado ser seguros y eficaces para este fin. Se ha demostrado que lo que mejor funciona es una combinación de medicamentos y terapia psicológica.

Debido a los problemas de seguridad sin resolver y dado que la investigación sobre los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no es concluyente, Mayo Clinic no los recomienda como forma de dejar de fumar.

Si quieres dejar de fumar, llama al 800-QUIT-NOW (800-784-8669) para comunicarte con la línea estatal para dejar de fumar o llama al Centro de Dependencia a la Nicotina de Mayo Clinic al 800-344-5984.

June 13, 2018 See more In-depth