Escrito por el personal de Mayo Clinic

Conceptos básicos para dejar de fumar

El tabaco es una causa de muerte. Las personas que fuman o consumen otras formas de tabaco tienen más probabilidades de presentar enfermedades y fallecer antes que las personas que no consumen tabaco.

Si fumas, es posible que te preocupen las consecuencias que tiene en tu salud, así como lo difícil que podría ser dejar de fumar. La nicotina es muy adictiva. Es posible que te resulte difícil dejar de fumar, especialmente si no recibes ayuda. De hecho, la mayoría de las personas no lo logran la primera vez que lo intentan. Es posible que debas intentarlo más de una vez, pero puedes hacerlo.

Da el primer paso: toma la decisión de dejar de fumar. Fija una fecha para dejar de fumar. Luego, aprovecha todos los recursos disponibles que te ayudarán a dejar de fumar.

Plan de acción para dejar de fumar

Ahora que has decidido dejar de fumar, es hora de armar un plan de acción para lograrlo. Uno de los primeros pasos del plan debe ser obtener ayuda.

La ayuda puede provenir de:

  • La familia
  • Los amigos
  • Un proveedor de atención médica
  • Un asesor
  • Un grupo de apoyo
  • Una línea telefónica de ayuda para dejar de fumar
  • Asistencia en la web
  • Programas en los que se envían mensajes de texto
  • Usar uno o más de los medicamentos para dejar de fumar aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos

¿Cuál es otro paso clave de tu plan de acción para dejar de fumar? La planificación para enfrentar los desafíos. Por ejemplo, haz una lista de los lugares de alto riesgo que sea mejor evitar cuando empieces el plan para dejar de fumar. Piensa en otros lugares a los que pueda ir donde no se permita fumar, como un centro comercial, un museo o un cine.

Vivir sin fumar

¿Qué significa vivir sin humo? Vivir sin humo es tu oportunidad para llevar una vida más saludable y probablemente más larga. Además, es posible que suponga una mejor calidad de vida: más energía y mejor capacidad para apreciar los sabores y los aromas.

Pero, vivir sin humo no significa deshacerse del estrés. De hecho, los fumadores suelen indicar que el estrés es un motivo de recaída.

En lugar de usar la nicotina para ayudar a lidiar con el estrés, deberás aprender nuevas maneras de afrontarlo. Sé proactivo. Por ejemplo, haz actividad física y practica ejercicios de relajación, como respiración profunda o meditación. Puedes encontrar más herramientas para el manejo del estrés en línea o en la biblioteca. Para obtener más ayuda, habla con el proveedor de atención médica o un proveedor de salud mental.

April 08, 2022