Estoy embarazada y tengo intolerancia a la lactosa. ¿Cómo puedo asegurarme de recibir la cantidad suficiente de calcio durante el embarazo?

Respuesta de Katherine Zeratsky, R.D., L.D.

Para muchas mujeres, la capacidad de digerir la lactosa aumenta durante el embarazo, especialmente en una etapa más avanzada del embarazo. Como consecuencia, aún si normalmente tienes intolerancia a la lactosa, podrías beber leche y comer otros productos lácteos sin molestias.

El calcio ayuda a fortalecer los huesos y los dientes de tu bebé. El Instituto de Medicina recomienda 1,000 miligramos de calcio al día durante el embarazo. Las adolescentes embarazadas necesitan 1,300 miligramos al día.

Si tienes intolerancia a la lactosa durante el embarazo o no te gusta la leche u otros productos lácteos, considera estos consejos:

  • Elige otros alimentos ricos en calcio, como almendras, brócoli, edamame, garbanzos, porotos, tofu, espinaca y alimentos y bebidas fortificados con calcio. Si bebes leche de almendras, elige una con calcio agregado.
  • Toma un suplemento de calcio.
  • Muchas personas que son intolerantes a la lactosa en general pueden tomar pequeñas porciones de leche, como media taza, con una comida y tener síntomas mínimos o ningún síntoma.
  • Prueba productos sin lactosa o reducidos en lactosa, como la leche, el queso y el yogur.
  • El yogur y los productos fermentados, como los quesos, con frecuencia son mejor tolerados que la leche común. La lactosa en el yogur ya está parcialmente digerida por las bacterias activas del yogur.

La vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio, especialmente durante la segunda mitad de tu embarazo. La vitamina D generalmente está incluida en tu vitamina prenatal, junto con el calcio.

Si te preocupa la cantidad de calcio que consumes, habla con tu proveedor de atención médica.

Jan. 24, 2019 See more Expert Answers