La alimentación social puede ser saludable y agradable

Una alimentación saludable puede ser un desafío para ciertas personas o en ciertas situaciones sociales. Estas estrategias pueden ayudarte a pensar de manera adecuada en tu próxima reunión social.

By Angela L. Murad

Piensa en la última vez que saliste con tus amigos. ¿Hiciste elecciones que estaban de acuerdo con tus hábitos para comer sano? Si contestaste que no, no te critiques. Puede ser difícil hacer buenas elecciones, particularmente cuando se trata de la comida, cuando estás con cierta gente o en ciertas situaciones sociales. Esto no significa que debas rendirte, ya sea al salir con amigos o al tomar decisiones saludables cuando salgas.

Estas estrategias pueden ayudarte a pensar de manera adecuada en tu próxima reunión social.

Haz un plan

Antes de salir por la puerta, prueba estas ideas:

  • Toma un pequeño refrigerio antes de irte para no morirte de hambre cuando llegues a la fiesta.
  • Socializa más de lo que comes.
  • Haz ejercicio o sal a caminar antes de salir.
  • Antes de salir, decide cuántas bebidas tomarás.

Una nota sobre el alcohol: el alcohol proporciona calorías adicionales sin ningún tipo de nutrientes, por lo que las calorías pueden acumularse rápidamente dependiendo de tu bebida y de la cantidad que ingieras. El alcohol también puede hacer que te sientas más hambriento, lo que lo lleva a comer más. Cuando bebas, considera mezclar alcohol con bebidas no alcohólicas, como refrescos dietéticos o agua tónica, para ahorrar calorías.

Sé consciente

Las investigaciones demuestran que el cerebro tarda alrededor de 20 minutos en notar que el estómago está lleno. Si comes muy rápido, quizás comas demasiado. Adopta un enfoque consciente de la alimentación y podrás comer más lentamente. Centrarte en las personas que te rodean es una estrategia que puede ayudarte a comer más lentamente.

Ser estratégico

Piensa en tus elecciones de comida y en tu posición (¡literalmente!) en una fiesta. Analiza las opciones de alimentos antes de comer para que tenga la oportunidad de elegir opciones saludables que contengan más vegetales o granos enteros. Consume calorías adicionales solo como un gusto especial. Aléjate de la mesa del buffet para que no te sientas tentado a picotear continuamente. Finalmente, lleva algo de fruta o verdura, para que sepas que tienes una opción saludable a tu disposición.

Visualiza

Sé el cambio que quieres ver. Piensa en otras maneras en las que puedes ser sociable además de salir a comer o a tomar una copa. Reúnete con un grupo de amigos para dar un paseo o hacer ejercicios en el gimnasio. Como ventaja adicional, las investigaciones han demostrado que las personas están motivadas para trabajar más duro cuando hacen ejercicio en grupo que cuando lo hacen solas.

Un último punto: no tires la toalla solo porque tuviste una noche de indulgencia excesiva. Vuelve a ponerte en marcha y sigue adelante.

June 20, 2019 See more In-depth