Aprovecha los productos otoñales preparando una suculenta sopa saludable y casera. La sopa es una forma fácil de disfrutar de los sabores del otoño sin tener que estar parado junto a la hornalla todas las noches.

By Jen A. Welper

El otoño no solo es la estación de la brisa fresca, el aire limpio y las hojas crujientes, sino que además es la época en la que florecen tus comidas y tus sabores preferidos. La estación trae consigo abundantes y deliciosos vegetales que permiten que comer saludable sea más fácil y divertido.

Una de las formas más sencillas de aprovechar los productos otoñales es preparar una sabrosa y suculenta sopa. Es más fácil de lo que crees. Además, preparar un plato de sopa caliente en casa significa que puedes controlar la cantidad de grasa y de sodio.

Una sopa sustanciosa y apetitosa comienza con una base de vegetales, como zanahorias, cebollas y apio. Si tienes otros vegetales a mano, también puedes agregarlos.

Prepara el caldo y agrega hierbas, especias y ácidos, como vinagre o jugo de limón, para crear un sabor irresistible. Utiliza la siguiente fórmula básica para preparar la base de tres sopas exquisitas: de calabaza Butternut, de lentejas y de cebada con vegetales.

Para ahorrar tiempo, cocina la calabaza al horno y hierve las lentejas y la cebada con antelación.

Sigue estos simples pasos para hacer sopas otoñales deliciosas en casa:

  • Sofríe los vegetales. Calienta una olla grande a fuego medio. Agrega una cucharadita de aceite de canola y zanahorias, cebollas y apio picados. Revuelve con frecuencia hasta que los vegetales se caramelicen. Cuando se empiecen a dorar y despidan un aroma agradable, reduce a fuego lento.
  • Agrega el caldo y las hierbas. Agrega caldo de pollo o de verduras con bajo contenido de sodio a la olla, y luego échale hierbas frescas, como tomillo, romero, salvia u orégano. Cocina el caldo a fuego lento durante al menos 20 minutos y luego agrega los otros vegetales, granos o legumbres. Cocina a fuego lento durante 20 minutos más.
  • Sazona los alimentos. Para aportarle más sabor o un toque picante, agrega más especias, como pimienta de cayena, chile en polvo, comino, ajo en polvo, cebolla en polvo, cúrcuma, jengibre o curry en polvo. Si deseas darle un sabor otoñal, prueba con un poco de canela o de nuez moscada.
  • Equilibra los sabores. Si la sopa te quedó sabrosa pero parece faltarle algo, quizás debas agregarle un toque ácido. Añadir un poco de vinagre, vino blanco o jugo de lima o limón puede equilibrar los sabores.

Es una buena idea cocinar la sopa en grandes cantidades para poder congelar una parte. De ese modo, tendrás lista una comida deliciosa y saludable para aquellas noches en las que no tengas tiempo o simplemente no tengas ganas de cocinar.

May 21, 2019