Cuando estés listo para comer las sobras, recaliéntalas en la estufa o en un horno convencional o en el microondas hasta que la temperatura interna alcance 165 ºF (74 ºC). No se recomiendan las cocinas para recalentar las sobras porque estos artefactos posiblemente no calienten los alimentos lo suficiente como para matar a las bacterias.

Jan. 24, 2019