A pesar de que la sal marina suele anunciarse como un tipo de sal más saludable, tiene el mismo valor nutritivo básico que la sal de mesa. De hecho, la sal marina y la sal de mesa contienen cantidades comparables de sodio en peso. Las principales diferencias entre la sal marina y la sal de mesa están en su sabor, textura y procesamiento. Cualquiera que sea el tipo de sal que te guste comer, hazlo con moderación. Las pautas alimentarias para los estadounidenses recomiendan limitar el sodio a menos de 2300 miligramos al día.

Sept. 14, 2021