Los estadounidenses no consumen suficiente vitamina D ni suficiente potasio. Los niveles bajos de estos nutrientes se asocian a un riesgo mayor de enfermedad crónica. Por este motivo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) los añade a las etiquetas de información nutricional como nutrientes que los estadounidenses deben incorporar a sus dietas.

June 21, 2016