El simple hecho de cambiar algunos ingredientes puede convertir los favoritos de la familia con alto contenido de grasa en platos saludables. En los productos horneados, utiliza puré de manzana o de ciruela para reemplazar la mitad de la mantequilla, grasa o aceite necesaria. Si una receta requiere 1 taza de queso cheddar rallado, usa 1/2 taza en su lugar. Cuando prepares guisos, reduce la cantidad de carne y aumenta la cantidad de vegetales.

Oct. 16, 2019