Fibra: cómo obtener tu ración

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Existen dos tipos de fibras en los alimentos: las solubles, que se disuelven en agua; y las insolubles, que no se disuelven en agua. Las fibras solubles pueden ayudarte a bajar el colesterol y los niveles de glucosa en sangre. La avena, los guisantes (arvejas, chícharos), los frijoles, las manzanas, las frutas cítricas, las zanahorias, la cebada y el psilio son buenas fuentes de fibra soluble. Las fibras insolubles promueven el movimiento de la materia fecal a través del aparato digestivo y aumentan el volumen de las heces, así que pueden resultar beneficiosas si tienes problemas de estreñimiento o frecuencia irregular. La harina integral, el salvado de trigo, los frutos secos y muchos vegetales son buenas fuentes de fibra insoluble.

Nov. 20, 2018 See more In-depth