Incluir al menos tres raciones de fruta por día es más sencillo de lo que crees. Pero si te cansan las mismas opciones de siempre, prueba con estas variaciones: 1. Licuada. En una licuadora, añade dos plátanos frescos o congelados, ½ taza de arándanos y un yogur bajo en grasa. Mezcla todo hasta que quede homogéneo. 2. Asada. Corta manzanas, peras o duraznos en cuadritos, úntalos ligeramente con aceite de canola y espolvorea con canela. Ensártalos en unos palitos de madera o envuélvelos en papel de aluminio. Ásalos a fuego bajo durante unos tres a cinco minutos.

April 11, 2015