Si omites el desayuno porque estás cansado de que siempre sea lo mismo, inspírate con el almuerzo o la cena. En lugar de cereales secos o tostadas, prueba con un sándwich de pan integral con carne magra y queso con bajo contenido de grasa. Las sobras de una pizza de vegetales o un pan árabe integral relleno de vegetales también son buenas opciones. Con un poco de creatividad, el desayuno puede ser saludable, conveniente y divertido, en especial, si tienes ideas originales.

Nov. 20, 2018