¿Puede la comida rápida ser parte de un plan de alimentación saludable? Claro, si eliges tu comida rápida con sabiduría y solo ocasionalmente. Recuerda que los alimentos fritos y empanados, como los sándwiches de pollo crujiente y los filetes de pescado empanados, tienen alto contenido graso y muchas calorías. Elige carnes magras a la parrilla o asadas, como pechuga de pavo o de pollo, jamón magro o carne asada magra.

Dec. 14, 2019