¿La comida rápida puede ser parte de un plan de alimentación saludable? Por supuesto, pero solo si ordenas con prudencia y eliges comida rápida de vez en cuando. Si el restaurante de comida rápida ofrece sándwiches de varios tamaños, elige el más pequeño. Evita las hamburguesas con dos o tres medallones de carne de res que pueden contener unas 800 calorías y 40 gramos de grasa. En cambio, opta por una hamburguesa común o una de menú infantil, que tienen entre 250 y 300 calorías. Evita también la porción grande de papas fritas o de aros de cebolla; mejor pide la pequeña. Este cambio solo reduce entre 200 y 300 calorías.

June 13, 2018