Comidas rápidas: Consejos para elegir opciones más saludables

Estos cinco consejos pueden ayudarte a tomar decisiones inteligentes sobre la alimentación cuando vayas a un restaurante de comida rápida.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Hacer una dieta para bajar de peso o para comer de manera saludable significa que debes dejar las comidas rápidas para siempre? No necesariamente.

Puedes mantener tu alimentación saludable y pasar ocasionalmente por un restaurante de comidas rápidas, si tienes cuidado al elegir tu pedido. Ten en cuenta estos consejos.

Come porciones pequeñas

Si el restaurante de comida rápida ofrece sándwiches de varios tamaños, elige el más pequeño. Evita las hamburguesas con dos o tres medallones de carne de res, que pueden sumar unas 800 calorías. En cambio, elige una hamburguesa común o una del menú infantil, que tienen aproximadamente 250 calorías. Evita también la porción grande de papas fritas y pide la pequeña en su lugar. Este único cambio puede reducir unas 200 calorías.

Elige guarniciones más saludables

Aprovecha las guarniciones saludables que ofrecen muchos restaurantes de comida rápida. Por ejemplo, en lugar de elegir papas fritas, opta por una ensalada con aderezo con bajo contenido de grasa o una papa al horno. También puedes agregar un tazón de frutas, o una opción con frutas y yogur a tu comida.

Otras opciones saludables son rodajas de manzana o de naranja, mazorcas de maíz, arroz al vapor o papas al horno.

Consume hortalizas de hoja verde

Como plato principal, escoge una ensalada con pollo asado, camarones o vegetales con aderezo sin grasa o con bajo contenido de grasa en vez de un aderezo regular.

Presta atención a las ensaladas con muchas calorías, como las que tienen mariscos fritos o las que están cubiertas con pollo rebozado u otras cubiertas fritas. También saltéate los ingredientes adicionales, como queso y croutones (cuscurros o tostones), que aumentan rápidamente la cantidad de calorías.

Opta por alimentos asados

Los alimentos fritos y rebozados, como los sándwiches de pollo crujiente y de filete de pescado rebozado, tienen alto contenido de grasas y muchas calorías. Elige carnes magras horneadas, como pechuga de pavo o pollo, jamón magro y carne de res magra asada.

Presta atención a lo que bebes

Muchas bebidas tienen gran cantidad de calorías. Por ejemplo, una gaseosa común grande (30 onzas [887 mililitros]) tiene aproximadamente 300 calorías. En su lugar, pide una gaseosa dietética, agua, té helado sin azúcar, agua con gas o agua mineral.

Además, evita los batidos y las bebidas a base de helado. Los batidos grandes pueden tener más de 800 calorías.

Pídela a tu gusto

Recuerda que no debes conformarte con lo que traiga el sándwich o la comida, ni siquiera en los restaurantes de comida rápida. Pide opciones y sustitutos más saludables. Y no pierdas de vista el tamaño de las porciones.

Nov. 20, 2018 See more In-depth