Maneras fáciles para escapar de la rutina de los tentempiés

Son las 3 p. m. y quieres un tentempié. Claro, tomar una bolsa de papas fritas o una barra de dulce de la máquina expendedora de la oficina parece más tentador que, digamos, morder una manzana. Sin embargo, hay maneras de hacer que los tentempiés saludables resulten más placenteros.

By Lisa M. Dierks

Comer tentempiés no es un mal hábito, siempre y cuando escojas opciones nutritivas y tengas en cuenta tus necesidades calóricas diarias. A continuación, te brindamos algunos consejos para que disfrutes de los tentempiés saludables.

Detente antes de acudir a un tentempié

Antes de comer un tentempié, detente y recuerda la sigla CHES para preguntarte lo siguiente: ¿Siento demasiado Cansancio? ¿Hambre? ¿Enojo? ¿Soledad? ¿Estás comiendo dejándote llevar por tus emociones? ¿Estás comiendo por hábito? Si estás comiendo tentempiés por otro motivo que no sea el hambre, prueba hacer otra actividad primero. Puedes dar una pequeña caminata, respirar profundo durante tres minutos o ir a visitar a un compañero de trabajo.

Si en verdad tienes hambre, utiliza esta lista de tentempiés simples:

  • Fruta fresca o seca
  • Frutos secos o mantequilla de frutos secos
  • Galletas saladas o cereales integrales
  • Bastones de vegetales
  • Hummus o queso
  • Yogur griego natural

Cambia tus tentempiés básicos por estas ideas:

  • Rodajas de manzana con mantequilla de castañas de cajú y pasas
  • Galletas saladas integrales con mantequilla de maní y rodajas de banana
  • Brochetas de frutas o vegetales, por ejemplo, de tomates cherry con queso feta, de fresas y uvas, o de una mezcla de tus melones favoritos
  • Una mezcla de frutos secos preparada con nueces, frutas deshidratadas y cereales integrales

Recuerda que en un plan de comidas típico, los tentempiés suelen representar entre 100 y 300 calorías por día (según tus necesidades calóricas específicas). Asegúrate de que los tamaños de las porciones sean adecuados y no te excedas comiendo solo porque sí.

Prepárate para el éxito abasteciéndote de los bocadillos saludables que disfrutas. Después prepáralos para la semana: corta zanahorias o apio en forma de bastones, retírales las puntas a las fresas, corta una piña fresca en rebanadas, prepara porciones de frutos secos en contenedores pequeños. Cuando tienes todo limpio, preparado y separado en porciones, puedes tomar los tentempiés rápidamente y comerlos antes de siquiera sentirte tentado a optar por un menú no saludable. Considera apartar un estante del refrigerador para estos tentempiés listos para comer.

June 13, 2018 See more In-depth