Maneras fáciles de cambiar la rutina de los bocadillos

Son las 3:00 p. m. y necesitas un bocadillo. Claro, buscar una bolsa de papas fritas o una barra de chocolate de la máquina expendedora de la oficina puede parecer más atractivo que, por ejemplo, comer una manzana. Pero hay maneras de hacer que los bocadillos saludables sean más tentadores.

By Lisa M. Dierks

Los refrigerios no son algo malo siempre y cuando estés tomando decisiones nutritivas y tomando en consideración tus necesidades calóricas diarias. Aquí te brindamos algunos conejos para hacer que los bocadillos saludables sean más tentadores.

TEME antes de tomar un bocadillo

Antes de tomar un bocadillo, TEME, detente y pregúntate: ¿Tengo hambre? ¿Estoy enfadado? ¿Me siento solo? ¿Estoy cansado? ¿Comes para controlar tus emociones? ¿Comes por costumbre? Si tomas un bocadillo por un motivo que no sea el hambre, primero intenta realizar una actividad diferente. Considera hacer una caminata corta, respirar hondo durante tres minutos o realizar una breve visita social a un colega de trabajo.

Si realmente tienes hambre, simplifica tus bocadillos usando esta lista:

  • Frutas frescas o secas
  • Nueces o mantequilla de nuez
  • Galletas integrales o cereales
  • Palitos de verdura
  • Hummus o queso
  • Yogur griego natural

Cambia tus bocadillos básicos con estas ideas:

  • Rodajas de manzana con mantequilla de anacardos y pasas de uva
  • Galletas integrales con mantequilla de maní y rodajas de plátano
  • Brochetas de palillos de dientes con frutas o verduras, como tomates cherry con queso feta, fresas y uvas, o una mezcla de sus melones favoritos
  • Mezcla de frutos secos: nueces, frutas deshidratadas y cereales integrales

Recuerda que, en un plan de comidas normal, los bocadillos generalmente representan entre 100 y 300 calorías por día (según tus necesidades calóricas específicas). Asegúrate de que el tamaño de las porciones sea el adecuado y no te dejes llevar con solo masticar sin sentido.

Prepárate para tener éxito al almacenar los alimentos saludables que disfrutas. Luego prepáralos para la semana: corta el apio o las zanahorias en palitos, quita la parte superior de las fresas, corta la piña fresca en rodajas, prepara previamente las porciones de nueces en recipientes pequeños. Si está todo limpio, preparado y en porciones, lo podrás tomar rápidamente y comer antes de que te sientas tentado por una comida poco saludable. Considera la posibilidad de dedicar un estante en tu refrigerador a estos bocadillos para llevar.

June 20, 2019 See more In-depth