Evita las porciones grandes

La dieta DASH recomienda porciones de tamaño específico. Pero si has comido en restaurantes en los últimos años, sabes que con frecuencia las porciones son enormes. Para evitar comer demasiado:

  • Pide la porción del almuerzo aunque estés cenando.
  • Sustituye: come una botana en lugar de una entrada.
  • Comparte la comida con un amigo.
  • Pon la mitad de la comida en una caja para llevar antes de empezar a comer.

Cuidado con la comida rápida

Los restaurantes de comida rápida pueden ser zonas de peligro para la dieta. Pero con estos consejos ocasionalmente podrás disfrutar de una comida rápida y todavía seguir con la dieta DASH:

  • Pide que no agreguen sal.
  • Familiarízate con la información sobre nutrición del restaurante, ya sea en el restaurante mismo o en línea.
  • Escoge comida más simple, como una hamburguesa simple y sin acompañamiento (que es más baja en sodio que un sándwich de pollo o de pescado), pan integral, leche descremada y yogurt.
  • Pide porciones de tamaño regular o para niños.
  • Ten cuidado con las ensaladas de comida rápida, que con frecuencia tienen extras que no son saludables, como queso y aderezo.
  • Escoge alimentos asados al grill, al horno, o cocinados al vapor. Evita los que estén fritos o empanizados.
  • Escoge acompañamientos más sanos, como una papa asada o fruta fresca.

Comer afuera y la dieta DASH

La mayoría de los restaurantes reconoce que mucha gente está tratando de seguir dietas más sanas. Ahora, muchos usan íconos en los menús para identificar alimentos bajos en grasa, o listan platos más sanos en una sección especial. Muchos también aceptan pedidos especiales para preparar un plato con menos grasa y sal.

Se está haciendo más fácil escoger comida sana cuando comes afuera, así que no tienes que abandonar tu dieta cuando salgas a comer.

April 09, 2016 See more In-depth