Cinco maneras de conocer el mercado de productos agrícolas

El verano puede ser una oportunidad emocionante para sacar provecho de los productos locales y de estación, sobre todo en un mercado de productos agrícolas. Sigue estos consejos para conocer las opciones con facilidad.

By Lisa M. Dierks

Comer alimentos locales puede ser algo nuevo para ti; sin embargo, en los últimos años, esta tendencia ha ganado popularidad. Los consumidores afirman que el sabor, el precio, la menor necesidad de transportarse y la posibilidad de «conocer a sus agricultores» son algunos de los beneficios por los cuales eligen los productos locales. Varias tiendas de comestibles y supermercados están agregando productos locales a la gama de los artículos que ofrecen. Pero uno de los mejores lugares para conocer los alimentos locales de estación es un mercado de productos agrícolas.

Sin embargo, conocer estos mercados puede ser intimidante. ¿No sabes con seguridad qué son los brotes de helecho? ¿Ni cómo elegir entre cinco tipos diferentes de calabaza? Sigue estos consejos para recorrer los mercados de productos agrícolas con comodidad, y diviértete mientras compras.

Pide muestras

¿No conoces la diferencia entre una manzana Pink Lady y una manzana Fuji? Entonces pide una muestra. Muchos vendedores con gusto te dejarán hacer la prueba.

Pregunta acerca del producto

Pregúntale al vendedor qué productos son de la temporada y qué habrá disponible las próximas semanas. Estar preparado hará que la planificación de la comida sea más fácil y, la próxima vez que vayas al mercado de productos agrícolas, podrás comprar de manera más eficaz.

Compra de manera inteligente

Esta es tu oportunidad para llevarte todos los productos orgánicos que, por lo general, no encuentras en la tienda de comestibles. Además, quizás notes que los precios son más bajos ya que estás comprando directamente de la fuente.

Comienza con algo familiar

Mientras estudias a fondo las mesas de los vendedores, busca cosas que te resulten familiares. Tal vez para ti eso sea un tomate rojo. Compra uno y añádelo a tu canasta. Da un paso más y selecciona una variedad que no hayas probado antes, como un tomate anaranjado o una variedad de tomate morado criollo.

Prueba cosas nuevas

Busca algo único que te llame la atención o algún producto que nunca hayas probado antes. ¿Qué tal la col rábano, la berenjena tailandesa u otro vegetal que desconozcas? Si no estás seguro qué preparar con ellos, pregúntale al vendedor, ya que es probable que conozca recetas simples y sabrosas para preparar con los productos que vende.

June 13, 2018 See more In-depth