I'd like to take food to a friend who's in the hospital. Is there anything I should know?

Es una buena pregunta. No querrás que este acto de bondad tenga consecuencias no deseadas e incluso mortales para una persona que está internada.

Estas son algunas pautas generales para tener en cuenta antes de llevar una comida o algo delicioso al hospital:

  • Antes de llevar comida, consulta al personal de enfermería, al médico o al dietista. Es posible que tu ser querido corra riesgo de contraer una infección o necesite seguir una dieta muy estricta. En algunas situaciones, incluso las bacterias normales en los alimentos (por ejemplo, en alimentos sin cocinar, como frutas o ensaladas) o el exceso de nutrientes (por ejemplo, los que contienen vitamina K o sustancias desconocidas, como gluten o alérgenos) pueden ser peligrosos.
  • Si te permiten llevar comida, asegúrate de preparar los alimentos de manera segura. En el sitio web del Departamento de Agricultura, encontrarás excelente información sobre seguridad alimentaria para las personas vulnerables a infecciones. Durante todos los pasos de la preparación de alimentos, es importante respetar este mantra:
    1. Limpia. Lávate las manos y lava los utensilios y las tablas de cortar antes y después del contacto con huevos y con carnes crudas de res, de ave y de mariscos.
    2. Separa. Mantén las carnes crudas de res, de ave y de mariscos alejadas de los alimentos que no se cocinarán.
    3. Cocina. Usa un termómetro de alimentos: el aspecto de la comida no te permite saber si está bien cocinada.
    4. Refrigera. Refrigera los alimentos dentro de las dos horas y mantén el refrigerador a una temperatura de 40 °F (4 °C) o más baja.
  • Lleva comidas que puedan consumirse de una vez. Elige alimentos de una sola porción, como yogures individuales, paquetes de galletas y mantequilla de maní, y galletas dulces envasadas. De este modo, no habrá que preocuparse por las sobras de comida.
  • No guardes alimentos perecederos en la habitación. Además de que no son seguros, pueden resultar poco apetecibles.
  • Etiqueta todos los alimentos. Escribe el nombre de tu ser querido en el envase de comida, así como la fecha de preparación. No querrás que tus buenas intenciones causen problemas a otros pacientes.

Estas son las pautas básicas. Te recomendamos consultar en el hospital que visitarás para saber si tiene requisitos más específicos.

June 09, 2018 See more Expert Answers