Is a gluten-free diet healthy for someone who doesn't have celiac disease or gluten-sensitivity?

Se recomienda una alimentación sin gluten para las personas que padecen enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten o dermatitis herpetiforme, que es un trastorno de la piel. Una alimentación sin gluten puede ser útil para algunas personas que padecen síndrome del intestino irritable, ataxia por gluten (un trastorno neurológico), diabetes de tipo 1 y enteropatía asociada al VIH.

Más allá de esto, hay pocas pruebas de que una dieta sin gluten ofrezca beneficios específicos para la salud. Sin embargo, una dieta sin gluten puede ser una forma saludable de alimentarse, según los alimentos sin gluten que elijas, con qué frecuencia los consumes y si el resto de los alimentos por los que optas son saludables o no.

Algunas buenas opciones sin gluten son los alimentos que están libres de gluten de manera natural, como las carnes magras, los lácteos con bajo contenido de grasa, los vegetales, la fruta, los cereales integrales sin gluten y las grasas saludables.

Es importante no reemplazar los alimentos que contienen gluten con una mayor cantidad de carnes rojas, lácteos con alto contenido de grasa, vegetales ricos en almidón, dulces y grasas, que pueden provocar una mayor ingesta de colesterol, grasas saturadas, sodio y calorías no deseadas.

También es prudente limitar el consumo de productos de panadería y tentempiés sin gluten elaborados comercialmente que, en general, tienen alto contenido de carbohidratos refinados, grasa, azúcar y sal, al igual que sus equivalentes con gluten.

Los estudios indican que la calidad nutricional de los productos sin gluten elaborados comercialmente varía con respecto a la de los productos similares que contienen gluten. En muchos países, por ejemplo, los alimentos sin gluten elaborados comercialmente tienen un menor contenido de proteínas que sus equivalentes convencionales.

En los Estados Unidos, los alimentos sin gluten suelen tener contenidos más bajos de folato, tiamina, riboflavina y niacina. Esto posiblemente se deba a que, en este país, la mayoría de los productos con trigo vienen enriquecidos con ácido fólico, tiamina, riboflavina, niacina y hierro, mientras que las harinas, los cereales y los productos de panificación sin gluten no vienen enriquecidos.

Sin embargo, los cereales integrales sin gluten —por ejemplo, amaranto, quinua, alforfón, teff, mijo, maíz y arroz— son buenas fuentes naturales de folato, tiamina, riboflavina, niacina y hierro, así como de proteínas y fibra.

June 09, 2018 See more Expert Answers