He oído que el salmón tiene un alto nivel de PCB peligrosos. Entonces, ¿qué son los PCB y qué riesgo representan?

Los bifenilos policlorados son productos químicos industriales que se fabricaron desde 1929 hasta 1979, cuando fueron prohibidos. Se ha demostrado que los bifenilos policlorados causan efectos adversos para la salud, incluidos cánceres potenciales, y efectos negativos en los sistemas inmunitario, nervioso y endocrino.

Los bifenilos policlorados pueden plantear graves riesgos para la salud de las personas que comen pescado contaminado con frecuencia. Pueden transferirse de la madre al feto, lo que aumenta el riesgo de parto prematuro y de bajo peso al nacer. También pueden ser transferidos de la madre al bebé a través de la leche materna, y la exposición ha sido asociada con defectos de aprendizaje.

Los restos de bifenilos policlorados todavía circulan en el aire, el agua y el suelo, y se encuentran rastros en todo el mundo. Se asientan en el agua y en los sedimentos, donde son absorbidos por pequeños organismos, y se acumulan cada vez más en la grasa y en órganos como el hígado de los peces y los animales (incluidos los humanos) que comen pescado. Se encuentran pequeñas cantidades en la carne, los productos lácteos y el agua potable. El pescado es la principal fuente dietética de bifenilos policlorados, especialmente el pescado capturado en lagos o ríos contaminados.

El nivel de bifenilos policlorados en el pescado variará según la región y el tipo de pescado autóctono de esa región. Así que si comes pescado que capturan familiares o amigos, estate atento a las advertencias locales. En general, los peces que se alimentan en el fondo (lubina rayada, anguila americana, trucha marina) y los peces depredadores de mayor tamaño (lubina, trucha de lago, leucoma) capturados en aguas contaminadas contienen niveles más altos de bifenilos policlorados.

Se ha descubierto que el salmón de piscifactoría que se alimenta con pescado molido contiene niveles más altos de bifenilos policlorados que el salmón salvaje capturado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos establece límites de restos de bifenilos policlorados para los alimentos, mientras que la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección del Medio Ambiente) establece límites para lagos, arroyos y agua potable. Recomiendan las siguientes medidas para reducir la exposición a contaminantes como los bifenilos policlorados:

  • Recorta las áreas grasas (el vientre, la parte superior del lomo y la carne oscura a lo largo del costado).
  • Retira la piel antes de cocinar para permitir que la grasa se escurra.
  • Asa el pescado a la parrilla o al horno, y deja que la grasa se escurra.
  • No frías el pescado, ya que el freírlo se sella cualquier contaminante químico en la grasa de pescado.

Otros dos grupos, Physicians for Social Responsibility (Médicos por la Responsabilidad Social) y la Association of Reproductive Health Professionals (Asociación de Profesionales de la Salud Reproductiva), sugieren limitar el consumo de pescado que contiene altos niveles de bifenilo policlorado, como el salmón y la anchoa. Con respecto al salmón, las pautas son las siguientes:

  • El salmón del Pacífico en conserva se puede comer dos veces por semana.
  • El salmón salvaje del Pacífico fresco o congelado se puede consumir hasta dos veces al mes.
  • El salmón atlántico de piscifactoría fresco o congelado puede consumirse una vez cada dos meses.

La conclusión: come una variedad de pescado dos veces por semana y el tamaño de la porción no debe superar las 4 onzas (113 gramos). Cuando comas pescado graso como salmón, asegúrate de que esté preparado de acuerdo con las pautas anteriores. Cuando pesques tus propios pescados, sigue las recomendaciones y restricciones locales y estatales.

Sept. 14, 2019 See more Expert Answers