Conceptos básicos de nutrición

¿Sientes que no puedes mantenerte informado sobre las últimas noticias sobre nutrición porque siempre están cambiando? Mientras que es cierto que lo que se sabe sobre nutrición y dieta está evolucionando, hay algunos conceptos básicos de nutrición que te pueden ayudar a organizar las ideas de las últimas investigaciones y recomendaciones.

Los conceptos básicos de nutrición se resumen en comer una variedad de alimentos saludables que apoyen la salud.

¿Quieres ir más allá de los conceptos básicos de nutrición? Habla con tu médico o un dietista para consejos sobre dieta personalizados que tomen en cuenta tu condición de salud, tu estilo de vida, y qué comida te gusta o no te gusta.

Dieta saludable.

¿Quieres adoptar una dieta saludable, pero no estás seguro de dónde empezar? Al considerar la variedad interminable de dietas saludables en revistas y libros de cocina, asegúrate de buscar una que:

  • Incluya una variedad de alimentos de los principales grupos: frutas; verduras; cereales integrales; productos lácteos bajos en grasa, y proteínas magras, incluyendo frijoles y otras legumbres, nueces y semillas; y grasas saludables
  • Te proporcione guías para cuánta comida debes elegir de cada grupo
  • Incluya alimentos que puedes encontrar en tu tienda local de comestibles — en lugar de productos de especialidad o de tiendas de gastronomía
  • Se adecue a tu gusto, estilo de vida, y presupuesto

También considera los riesgos para tu salud. Por ejemplo, ¿tienes colesterol alto o alta presión arterial?

Si es así, asegúrate de seguir una dieta que sea baja en sal, grasas saturadas y colesterol, y alta en fruta, verdura, cereales integrales, y grasas saludables. Para consejos personalizados, habla con tu doctor o un nutricionista.

Cocina saludable

La buena comida es uno de los placeres más grandes en la vida. Y para la mayoría las comidas son el centro de la vida y las celebraciones familiares. ¿Te gustaría preparar comidas saludables y que satisfacen, y que te ayuden a proteger a tu familia de las enfermedades cardíacas y otros problemas de salud?

¡Por supuesto que te gustaría! Así que deja de lado las comidas procesadas y de conveniencia cargadas de calorías, grasas y sal.

Experimenta con técnicas rápidas y saludables para cocinar, como hornear, asar, y saltar en poco aceite. Aprende sobre consejos importantes sobre la seguridad de las comidas, cambios que puedes hacer a las recetas, y más aún. Y disfruta sabiendo que tus nuevas habilidades en la cocina están ayudando a reducir el riesgo de tu familia de problemas de salud.

Menús saludables y estrategias para hacer la compra

Si eres como la mayoría de la gente, estás buscando maneras de preparar comidas que son más saludables pero atractivas. Para ideas sobre cómo planear menús saludables, echa un vistazo a las recetas saludables por internet y en libros de cocina.

Para preparar estos menús , necesitarás tener ingredientes saludables a mano. Tus estrategias para hacer la compra deben enfocarse en alimentos frescos y sin procesar. Esto significa que pasarás más tiempo en la sección donde comprarás las frutas y verduras. También presta atención a cereales integrales y productos lácteos con bajo nivel de grasas.

Otra estrategia clave al hacer la compra — no te detengas en los pasillos donde están los refrigerios y las golosinas. También asegúrate de visitar los mercados de agricultores durante la temporada para ver qué frutas y verduras locales hay para la venta.

Suplementos nutricionales

Los suplementos nutricionales se usan para complementar una dieta saludable, no para reemplazarla. Si generalmente estás sano y comes una variedad de alimentos, probablemente no necesites suplementos nutricionales.

Pero en ciertos casos las comidas fortificadas y los suplementos nutricionales pueden ser útiles para proporcionar uno o más nutrientes. Por ejemplo, los adultos de 50 años o mayores quizás no consuman suficiente vitamina B-12 en la dieta, y pueden necesitar alimentos fortificados o un suplemento nutricional.

Quizás también quieras considerar un suplemento nutricional si no comes suficientes alimentos saludables o no comes una variedad de alimentos — especialmente si tienes un trastorno de salud no aparente.

Habla con el doctor o nutricionista a ver si los suplementos nutricionales pueden ser una buena idea para ti. Asegúrate de preguntar sobre posibles efectos secundarios de los suplementos nutricionales que estés considerando — y si tienen intereacciones con los medicamentos que tomas.

Feb. 14, 2019