Dolores de parto: evalúa las opciones de alivio del dolor

¿Piensas en los dolores de parto? Conocer las opciones de alivio del dolor puede darte más control sobre el proceso de trabajo de parto y de parto.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

No hay dos mujeres que tengan el mismo nivel de dolores de parto ni dos partos que sean exactamente iguales.

El mejor abordaje para el alivio de los dolores de parto depende de tus preferencias y de cómo avance el parto. A veces, no sabrás qué tipo de alivio del dolor quieres hasta que estés en trabajo de parto. Aun así, es una buena idea pensar con anticipación en las opciones para controlar los dolores de parto. Averigua qué opciones disponibles hay en el hospital o en el centro de natalidad y analiza tus preferencias con el proveedor de atención médica.

Considera las opciones

Existen muchas formas de manejar los dolores de parto sin medicamentos. Si bien estas técnicas no detienen el dolor de las contracciones, podrían ayudarte a relajarte y estar más preparada para afrontar los dolores de parto. Estas son algunas de las opciones:

  • Ejercicios de relajación
  • Técnicas de respiración
  • Caminar, moverte o cambiar de posición
  • Apoyo continuo durante el trabajo de parto, ya sea con una asistente de parto profesional (doula) o un ser querido
  • Caricias o masajes
  • Aplicación de compresas de hielo o calor en la espalda u otras partes del cuerpo
  • Hipnosis
  • Acupuntura y acupresión
  • Escuchar música
  • Sumergirte en el agua

A medida que avanza el trabajo de parto y las contracciones aumentan en intensidad y frecuencia, algunas mujeres optan por recibir medicamentos. Estas son algunas de las opciones:

  • Un procedimiento regional para bloquear el dolor que se puede usar durante el trabajo de parto (bloqueo epidural)
  • Un procedimiento de bloqueo del dolor que, por lo general, se utiliza poco antes del parto (bloqueo espinal)
  • Un anestésico local que se aplica poco antes del parto para bloquear el dolor entre la vagina y el ano (bloqueo del nervio pudendo)
  • Un analgésico por inhalación que puede utilizarse durante el trabajo de parto, como el óxido nitroso
  • Opioides

Comprende los pros y los contras

Cada opción de control del dolor tiene sus ventajas y desventajas. Las técnicas de relajación y respiración pueden distraerte y ayudarte a sentir que tienes un mayor control, pero es posible que no alivien el dolor. Los medicamentos pueden reducir el dolor ocasionado por las contracciones, pero quizás no lo hagan y provoquen efectos secundarios, como náuseas o picazón.

Con algunos medicamentos, podrías quedar restringida a estar en cama o en una posición específica, y es posible que necesites una sonda para vaciar la vejiga. Algunos medicamentos también pueden afectar a tu bebé.

Espera lo inesperado

El trabajo de parto y el parto pueden ser impredecibles. Los dolores de parto podrían ser más intensos de lo esperado, o podría ser un dolor diferente. Aunque tengas un plan para controlar los dolores de parto, es posible que lo cambies a medida que avanza el parto, o tu proveedor de atención médica podría sugerir una opción para aliviar el dolor que no estaba en el plan original.

Ten en cuenta que el parto no es una prueba de resistencia. No es un fracaso si pides un medicamento para aliviar el dolor. Una cosa es cierta: Cuantas más opciones conozcas para controlar los dolores de parto, más preparada estarás para manejar el parto, independientemente de la manera en que suceda.

Aspectos para considerar antes de elegir

En resumen, ¿cómo se controlan los dolores de parto? Piensa qué te resulta atrayente y hazle al proveedor de atención médica las siguientes preguntas:

  • ¿Qué implica el método?
  • ¿Cómo me afectará? ¿Podré caminar o estaré confinada a una cama?
  • ¿Cómo afectará a mi bebé?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?
  • ¿Cuán rápido hará efecto? ¿Cuánto tiempo durará el alivio del dolor?
  • ¿Puedo combinarlo con otros métodos para aliviar el dolor?
  • ¿En qué momento del parto se puede usar este método?
  • ¿Qué sucederá si no funciona?
  • ¿Podré recordar todo?
  • ¿Hará que el trabajo de parto dure más tiempo?
  • ¿Podré amamantar a mi bebé después del parto?

Pídele a tu cónyuge, tu pareja, un familiar, un amigo o una doula que te acompañen durante el trabajo de parto. Revisa tu plan con esta persona y con el equipo de atención médica cuando llegues al hospital o al centro de natalidad para dar a luz.

Nov. 20, 2018 See more In-depth