Seguridad del cochecito: consejos para los padres

La seguridad del cochecito comienza con la elección del cochecito adecuado para tu bebé. Aprende qué debes considerar al comprar un cochecito y cómo puedes proteger la seguridad de tu bebé.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si eres como la mayoría de los padres, es muy probable que consigas al menos un cochecito para tu bebé. Pero ¿cómo se elige un cochecito entre tantos tipos y diseños? Conoce cómo elegir el mejor cochecito para tu bebé y comprende la importancia de los consejos de seguridad.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar un cochecito?

Cuando busques un cochecito para tu bebé, considera lo siguiente:

  • Tus necesidades. Para hacer recados al aire libre, posiblemente necesites un cochecito fuerte para maniobrar en las veredas. También podrías querer un coche paraguas ligero para hacer salidas rápidas o para utilizarlo mientras viajas. Si planeas salir a correr con tu bebé, considera comprar un cochecito especial para correr.
  • Tu familia. Si tienes un hijo más grande, quizás te convenga comprar un cochecito doble o un cochecito con un accesorio para un niño mayor. Si vas a usar un accesorio, lee las pautas del fabricante para el peso.
  • Accesorios. ¿Quieres que el cochecito de tu bebé tenga una cesta de almacenamiento, una cubierta para la lluvia, una manta, un parasol o un portavasos? Algunos cochecitos no son compatibles con ciertos accesorios.

¿Qué tipo de cochecito es seguro para un recién nacido?

Si planeas usar un cochecito para tu recién nacido, asegúrate de que el cochecito se recline, ya que los recién nacidos no pueden sentarse o sostener la cabeza. Algunos cochecitos se reclinan completamente o pueden usarse con un moisés o un asiento de coche solo para bebés.

Además, la mayoría de los cochecitos para correr no están diseñados para reclinarse. Como resultado, no son apropiados para los bebés hasta aproximadamente los 6 meses de edad.

¿Qué debo saber sobre los sistemas de viaje?

Si tienes un automóvil, puedes buscar un cochecito en el que se pueda colocar el asiento para el automóvil de tu bebé. Algunos asientos para el automóvil y cochecitos vienen en conjuntos combinados, mientras que otros requieren accesorios por separado que permiten que el cochecito se use en algunos asientos para automóvil. Una vez que sujetes a tu bebé al asiento para el automóvil, estos tipos de cochecitos te permitirán trasladar al bebé fácilmente entre el cochecito y el automóvil.

Si usas un sistema de viaje que te permite mover el asiento para el automóvil del bebé desde el vehículo hasta la base del cochecito, probablemente te tiente la idea de dejar que tu bebé continúe en el asiento para el automóvil la siesta que comenzó en el automóvil. Sin embargo, el uso de asientos de seguridad para dormir cuando no se está viajando puede suponer un riesgo para los bebés. Los expertos sugieren que no se debe dejar que el niño duerma o se relaje en el asiento para automóvil por más de dos horas.

¿Qué otras características debo tener en cuenta?

Considera revisar las medidas de seguridad, incluidas las siguientes:

  • Frenos prácticos. Busca un cochecito que tenga frenos fáciles de utilizar. Algunos cochecitos tienen frenos que bloquean dos ruedas, una medida de seguridad especial. Asegúrate de que tu bebé no pueda alcanzar la palanca que desactiva el freno.
  • Una base amplia. Los cochecitos que tienen bases amplias tienen menos probabilidades de volcarse.
  • Un único apoyapié. Si estás buscando un cochecito doble en paralelo, elige uno que tenga un único apoyapié que se extienda a través de los dos lugares para sentarse. Los pies pequeños pueden quedarse atrapados entre los apoyapiés separados.

¿Cómo puedo mantener a mi bebé seguro en su cochecito?

Para prevenir accidentes de cochecitos:

  • Mantente cerca. No dejes a tu bebé desatendido en su cochecito.
  • Ten cuidado con los juguetes. Si cuelgas juguetes de la barra de parachoques de un cochecito para entretener a tu bebé, asegúrate de que los juguetes estén bien sujetos.
  • Abrocha el cinturón. Siempre abrocha el arnés y el cinturón de seguridad de tu bebé cuando lo lleves a dar un paseo en cochecito.
  • Usa los frenos. Pon los frenos del cochecito cuando lo detengas. Nunca estaciones el cochecito en una pendiente.
  • Guarda las pertenencias apropiadamente. No cuelgues una bolsa del manillar del cochecito, que puede hacer que el cochecito se vuelque.
  • Ten cuidado al doblar. Mantén a tu bebé alejado del cochecito mientras lo abres y lo doblas, ya que los dedos pequeños pueden quedar atrapados en las bisagras del cochecito. Asegúrate de que el cochecito esté abierto antes de meter al niño en él.
  • Mantenlo alejado del sol. Cuando haga calor, no dejes que el cochecito de tu bebé permanezca al sol durante mucho tiempo. Esto puede hacer que las piezas de plástico y metal se calienten lo suficiente como para quemar a tu bebé. Si dejas el cochecito al sol, comprueba la temperatura de la superficie del cochecito antes de colocar al bebé en él.
  • Comprueba si hay retiros del mercado. Devuelve la tarjeta de garantía del cochecito para que te notifiquen en caso de retiro del mercado. Si estás considerando un cochecito usado, comprueba que el cochecito no haya sido retirado del mercado.
July 10, 2020 See more In-depth