Ahogo infantil: cómo mantener al bebé a salvo

El ahogo infantil es atemorizante, pero puede prevenirse en gran medida. Comprende por qué los bebés son tan vulnerables al ahogo y qué puedes hacer tú para prevenirlo.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿Te preocupa el ahogamiento del bebé? Conoce las causas frecuentes de ahogamiento del bebé y qué puedes hacer para proteger a tu bebé de los peligros de ahogamiento.

¿Por qué los bebés son vulnerables al ahogo?

El ahogo es una causa frecuente de lesiones y de muerte en niños pequeños, sobre todo, porque las vías respiratorias pequeñas pueden obstruirse fácilmente. A los bebés les lleva tiempo aprender a masticar y tragar la comida, y es probable que no puedan toser con la fuerza suficiente para eliminar una obstrucción en las vías respiratorias. Cuando los bebés exploran sus entornos, por lo general, se llevan objetos a la boca, lo que puede provocar el ahogo infantil.

A veces, una afección médica también aumenta el riesgo de ahogo. Los niños que padecen trastornos de la deglución, trastornos neuromusculares, retrasos en el desarrollo y lesión cerebral traumática, por ejemplo, tienen un mayor riesgo de ahogo en comparación con otros niños.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de ahogo infantil?

La causa más frecuente de ahogo infantil es la comida. Sin embargo, los objetos pequeños, las partes de los juguetes y ciertas conductas durante las comidas, como comer distraído, también pueden provocar ahogo infantil.

June 04, 2016 See more In-depth