Medidas de seguridad para prevenir las caídas en los niños: Cómo prevenir las caídas

¿Quieres saber qué medidas de seguridad pueden prevenir las caídas en los niños? Adoptar precauciones, tanto en casa como al salir, ayuda a disminuir el riesgo de caídas y lesiones de tu hijo.

Personal de Mayo Clinic

Todos los padres saben lo difícil que es proteger a un niño de las lesiones relacionadas con las caídas. Cuando un bebé aprende a caminar, es necesario supervisarlo constantemente para evitar las caídas. Más adelante, un niño de uno a dos años puede caerse al tratar de alcanzar el tarro de galletas dulces, o un niño más grande puede resbalarse al subir las escaleras corriendo en calcetines. Aún así, hay mucho que puedes hacer para promover la seguridad y minimizar las lesiones cuando ocurre una caída.

Prevención de caídas en casa

Tomar precauciones básicas en estos puntos clave puede prevenir caídas en casa:

  • Ventanas. La mayoría de los niños de 5 años o menos pasan por una abertura de 6 pulgadas (15 cm). Para evitar caídas de las ventanas, instala un tope que trabe las ventanas para que no se abran más de 4 pulgadas (10 cm). Como alternativa, instala protecciones que cubran la parte inferior de la ventana. Otras estrategias de prevención son abrir la hoja superior de las ventanas de guillotina, alejar los muebles de las ventanas y supervisar a los niños cuando se encuentren en salas con ventanas abiertas. No confíes en las redes para ventanas para evitar caídas.
  • Escaleras. Instala compuertas de seguridad en las partes superior e inferior de la escalera. Cubre las perillas de las puertas que conduzcan a las escaleras, como las puertas del sótano. Instala barandas bajas en la escalera para que los niños más pequeños puedan alcanzarlas. No dejes objetos tirados en las escaleras.
  • Pórticos y balcones. No dejes a un niño jugando sin supervisión en un balcón, pórtico o escalera de incendios, aunque tengan barandas. Bloquea las puertas y las ventanas de acceso a estos lugares.
  • Muebles y equipos de bebé. Usa las correas de seguridad preinstaladas en cambiadores o sillitas altas. Escoge una sillita alta con una base ancha que evite que se voltee. No dejes a un niño solo en cambiadores o sillitas altas.
  • Camas. Instala barandas de seguridad en las camas de niños de uno a dos años. Las literas se pueden usar para niños de seis años en adelante. Las literas deben tener barandas de seguridad a ambos lados, y el espacio entre las barandas debe ser de 4 pulgadas (10 cm) o menos. Coloca una luz de noche cerca de la escalera de la litera para garantizar la seguridad durante la noche.
  • Otros muebles. No dejes a un bebé solo en un mueble. Coloca el moisés o el asiento portátil para automóviles en el suelo, y no en mesas, encimeras, camas u otros muebles. Coloca protectores en las puntas filosas de los muebles para proteger a los niños cuando se caen.
  • Bañeras. Coloca alfombrillas en las bañeras para reducir el riesgo de caídas. No dejes a tu hijo solo en una bañera. Coloca una alfombrilla antideslizante y seca las partes del piso mojadas de inmediato.
  • Andadores. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda no usar andadores para bebés porque pueden provocar caídas. Como alternativa, se pueden usar andadores fijos o centros de actividades.
  • Luces de noche. Coloca luces de noche en el dormitorio de tu hijo, el baño y los pasillos para evitar caídas por la noche.

Medidas de seguridad para la prevención de caídas de los niños al salir

Considera tomar las siguientes precauciones cuando salgas con tu bebé:

  • Cochecitos. Cuando busques un cochecito, escoge uno con base ancha, que no se voltee tan fácil. Siempre usa el arnés de seguridad cuando tu bebé esté en el cochecito. Evita que el cochecito se voltee: no cuelgues bolsas de las agarraderas. Controla el límite de peso de los cochecitos que tienen espacio para niños más grandes en la parte de atrás.
  • Carritos de compras. Los carritos de compras se voltean con facilidad. Coloca a tu hijo exclusivamente en el asiento designado y ponle el cinturón de seguridad. No dejes que se siente en la cesta ni que se pare o se cuelgue de los lados del carrito. Un adulto debe empujar el carrito cuando el niño esté dentro.
  • Áreas recreativas. Busca áreas recreativas con superficies que absorban los impactos, como virutas de madera, mantillo, goma o arena. Las caídas en cemento, caminos de tierra y césped tienen más probabilidades de causar lesiones. Orienta a tu hijo para que haga actividades adecuadas a su edad para evitar que se caiga de los juegos.
  • Cascos y otros dispositivos de protección. Asegúrate de que tu hijo siempre use casco para andar en bicicleta, patines, patineta o monopatín. Cuando use patines, monopatín o patineta, tu hijo debe usar protectores en muñecas, codos y rodillas.
  • Escaleras mecánicas. Sujeta la mano de tu hijo cuando uses una escalera mecánica. Comprueba que no lleve prendas ni cordones sueltos, ni zapatos tipo sandalias que puedan provocar tropezones. No dejes que tu hijo se siente ni juegue en una escalera mecánica. No uses el cochecito en escaleras mecánicas.
  • Presta atención a las superficies resbaladizas. Enséñale a tu hijo a aproximarse a áreas húmedas, oscuras y pavimentadas con cuidado en temperaturas frías. Asegúrate de que tu hijo use zapatos o botas con tracción cuando haya mal tiempo. Un abrigo pesado o voluminoso puede amortiguar las caídas. Enséñale a tu hijo a no correr alrededor de una pileta.

Mantener a tu hijo a salvo de caídas requiere algo más que suerte. Sigue estas precauciones y habrás contribuido en gran medida a la prevención de lesiones.

June 13, 2018 See more In-depth