Seguridad para caídas de niños: cómo evitar las caídas

¿Sientes curiosidad por las medidas de seguridad contra caídas para niños? Las precauciones en el hogar y en la calle pueden ayudar a reducir el riesgo de caídas y lesiones de tu hijo.

Personal de Mayo Clinic

Cada padre sabe lo difícil que es proteger a un hijo de las lesiones relacionadas con las caídas. Cuando un bebé aprende a caminar, hay que supervisarlo constantemente para evitar que se caiga. Más tarde, el niño puede caerse mientras intenta alcanzar el frasco de las galletas, o un niño más grande puede resbalarse cuando sube las escaleras corriendo a toda velocidad en calcetines. Aun así, puedes hacer muchas cosas para promover la seguridad contra las caídas y minimizar las lesiones cuando ocurre una caída.

Cómo evitar las caídas en el hogar

Tomar precauciones básicas en estos puntos puede ayudar a evitar caídas en el hogar:

  • Ventanas. La mayoría de los niños de 5 años y menores pueden pasar por una abertura de 6 pulgadas. Para evitar caídas desde ventanas, instala un tope que impida que las ventanas se abran más de 4 pulgadas. Como alternativa, instala protectores de ventanas que cubran la parte inferior de la ventana. Otras estrategias de prevención incluyen abrir las ventanas de doble hoja solo desde arriba, alejar los muebles de las ventanas y supervisar a los niños en una habitación con las ventanas abiertas. No confíes en un mosquitero para evitar caídas.
  • Escaleras. Instala puertas de seguridad en la parte superior e inferior de las escaleras. Pon cubiertas en los picaportes de las puertas que conducen a escaleras, como las puertas del sótano. Instala barandas bajas en las escaleras, que sean más fáciles de alcanzar para los niños más pequeños. No dejes desorden en las escaleras.
  • Porches y balcones. No dejes que un niño juegue sin supervisión en un balcón, porche o escalera de incendios, incluso si hay barandas. Cierra con llave las puertas y ventanas que tengan acceso a estas áreas.
  • Mobiliario y equipamiento para bebés. Usa correas de seguridad preinstaladas en un cambiador o en una sillita alta. Selecciona una sillita alta con una base ancha que haga que sea menos probable que se incline. No dejes a un niño sin supervisión en un cambiador o en una sillita alta.
  • Camas. Instala barandas de seguridad en las camas de los niños pequeños. Se deberían usar literas para niños de seis años o más. Las barandas de seguridad en las literas deben estar a ambos lados de la cama, y los espacios entre las barandas deben ser de 4 pulgadas o menos. Usa una luz de noche cerca de la escalera de la litera para que sea segura durante la noche.
  • Otros muebles. No dejes a un bebé sin supervisión sobre un mueble. Coloca los moisés o sillitas portátiles para el auto en el suelo, en lugar de sobre mesas, mostradores, camas u otros muebles. Coloca defensas o protectores en las esquinas con punta de los muebles para proteger a los niños pequeños cuando se caen.
  • Bañeras. Usa una alfombra de baño en las bañeras para reducir el riesgo de caídas. No dejes a tu hijo sin supervisión en la bañera. Usa una alfombra de baño antideslizante y limpia los pisos mojados rápidamente.
  • Andadores de bebés. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda no utilizar andadores para bebés, ya que pueden provocar caídas. Ten en cuenta otras alternativas, como un centro andador fijo o un centro de actividades.
  • Luces de noche. Usa una luz de noche en el dormitorio de tu hijo, en el baño y en los pasillos para evitar caídas durante la noche.

Medidas de seguridad contra caídas para niños fuera del hogar

Cuando estés fuera de casa, considera tomar estas precauciones:

  • Cochecitos. Al comprar un cochecito, busca uno con una base ancha que sea menos probable que vuelque. Siempre usa el arnés de seguridad cuando tu bebé o niño pequeño esté en el cochecito. Para evitar que el cochecito vuelque, no cuelgues bolsas en las asas. Verifica el límite de peso de los cochecitos que tienen un lugar para que los niños mayores se paren en la parte de atrás.
  • Carritos de compras. Los carritos de compras se pueden volcar fácilmente. Solo coloca a un niño en el asiento designado y usa el cinturón de seguridad. No permitas que tu hijo se siente en la canasta, se pare en el carrito ni se cuelgue de los costados del carrito. Un adulto debe empujar un carrito cuando haya un niño en el asiento.
  • Parques infantiles. Busca áreas de juego con superficies que absorban los golpes, como astillas de madera, mantillo, goma o arena. Cuando ocurren caídas sobre el cemento, tierra compacta y césped, es más probable que ocurran lesiones. Lleva a tu hijo a actividades apropiadas para su edad de modo de ayudar a prevenir caídas de los equipos.
  • Cascos y otros equipos de protección. Siempre pídele a tu hijo que use un casco cuando ande en bicicleta, rollers, patineta o motocicleta. Cuando use patines, una patineta o un monopatín, tu hijo debe usar protectores para las muñecas, los codos y las rodillas.
  • Escaleras mecánicas. Sostenle la mano a tu hijo cuando usen una escalera mecánica. Estate atento a la ropa suelta, los cordones o zapatos tales como chancletas que puedan causar tropiezos. No dejes que tu hijo se siente o juegue en una escalera mecánica. No uses un cochecito en una escalera mecánica.
  • Ten cuidado con las superficies resbaladizas. Recomienda a tu hijo que circule por las zonas mojadas, oscuras y pavimentadas con cuidado en épocas de bajas temperaturas. Asegúrate de que tu hijo use zapatos, zapatillas o botas con agarre cuando haya mal tiempo. Un abrigo voluminoso o grueso puede proporcionar amortiguación en el caso de una caída. Enséñale a tu hijo a no correr alrededor de una piscina.

Para que tu hijo no sufra caídas, hace falta algo más que suerte. Toma estas precauciones y ayudarás a prevenir lesiones.

June 20, 2019 See more In-depth