Prevención de quemaduras: Protege a tu hijo de las quemaduras

Adopta estas importantes medidas de seguridad para niños a fin de promover la prevención de quemaduras.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La prevención de quemaduras es un concepto extraño para la mayoría de los exploradores jóvenes. De hecho, una de las lecciones más difíciles de aprender para los niños pequeños es que algunos objetos, como las cocinas, los radiadores y las llamas resplandecientes, pueden estar dolorosamente calientes. Si los niños juegan con fósforos o encendedores, la amenaza puede extenderse a toda la familia.

Toma precauciones de seguridad en materia de quemaduras para prevenir lesiones y situaciones peligrosas.

Prevención de quemaduras en el hogar

Muchas de las cosas comunes que se encuentran en el hogar, como el agua de la tina, los alimentos y los tomacorrientes, pueden causar quemaduras en niños distraídos. Para prevenir las quemaduras en el hogar, haz lo siguiente:

  • Reduce la temperatura del agua. Fija el termostato del calentador de agua a una temperatura inferior a 120 °F (48,9 °C). Trata de que el agua del baño esté a alrededor de 100 °F (38 °C). Revisa la temperatura del agua de la tina con la mano antes de colocar a tu hijo en la tina.
  • Evita los derrames de alimentos o de líquidos calientes. No cocines, bebas o lleves alimentos o bebidas calientes mientras cargas a tu hijo. Mantén los alimentos y los líquidos calientes lejos de los bordes de la mesa y de la encimera. No uses manteles grandes ni pequeños de los que los niños pequeños puedan tirar hacia abajo. Gira las manijas de las ollas y de las sartenes para que apunten hacia la parte trasera de la cocina, y usa las hornillas traseras siempre que sea posible. Supervisa siempre la cocina mientras cocinas.
  • Establece zonas prohibidas. Bloquea el acceso a la cocina, la chimenea, los calefactores y los radiadores. No dejes a un niño solo en una habitación donde se usen estos objetos.
  • Mantén los dispositivos térmicos fuera del alcance. Guarda los objetos diseñados para proporcionar calor, como planchas o rizadores, desenchufados y fuera del alcance.
  • Comprueba la temperatura de los alimentos antes de servírselos a niños pequeños. Ten cuidado al calentar alimentos o líquidos en un microondas, ya que podría hacerlo de manera dispareja. Nunca calientes el biberón del bebé en el microondas.
  • Elige un vaporizador o un humidificador de vapor frío. Los humidificadores de vapor frío evitan las quemaduras debidas al vapor y a los derrames de agua calientes.
  • Ocúpate de los cables y los tomacorrientes. Cubre los tomacorrientes que no se utilicen con una tapa de seguridad. Introducir un tenedor, una llave u otro objeto de metal en un tomacorriente podría provocar una quemadura eléctrica. Mantén los cables eléctricos fuera del camino para que los niños no se los lleven a la boca. Reemplaza los cables eléctricos dañados, frágiles o desgastados. No instales cables por debajo de alfombras ni de tapetes.
  • Elige telas resistentes al fuego. Revisa las etiquetas para asegurarte de que los colchones y los pijamas cumplen con las normas federales de inflamabilidad.

Prevención de quemaduras en el exterior

Para proteger a tus hijos de los peligros en el exterior, haz lo siguiente:

  • Controla las parrillas y las hogueras. No permitas que los niños jueguen cerca de parrillas, las hogueras o las fogatas.
  • Controla los asientos para automóvil. Antes de colocar a un niño en un asiento para automóvil, controla los cinturones o hebillas, ya que podrían estar calientes. Si estacionas bajo la luz directa del sol, cubre el asiento para automóvil con una toalla o una manta.
  • Evita usar fuegos artificiales en el patio. No permitas que los niños jueguen con fuegos artificiales o bengalas ni cerca de ellos.

Prevención de incendios

Para evitar incendios accidentales, haz lo siguiente:

  • Guarda los fósforos y los encendedores bajo llave. Guarda los fósforos y los encendedores en un gabinete o en un cajón con llave. Enséñales a los niños que los fósforos y los encendedores no son juguetes.
  • Ten cuidado con las velas. Mantén las velas encendidas fuera del alcance de los niños y apágalas antes de retirarte de la habitación.
  • Ten cuidado con los cigarrillos. No fumes dentro de la casa, en especial, en la cama. Usa ceniceros grandes y profundos. Vacíalos con frecuencia y mójalos con agua antes de tirar las cenizas y los cigarrillos.
  • Usa los calefactores con prudencia. Mantenlos a una distancia de, al menos, 3 pies (1 metro) de la ropa de cama, las cortinas, los muebles y otros materiales inflamables. Nunca dejes un calefactor encendido cuando te vayas a dormir o coloques uno cerca de alguien que está durmiendo.
  • Mantén el hogar limpio. Una limpieza y una inspección anual del hogar y de la chimenea pueden ayudar a prevenir un incendio.
  • Guarda los materiales inflamables. Almacena los líquidos inflamables en sus recipientes originales, fuera del alcance de los niños y lejos de llamas expuestas, como los pilotos y las parrillas.

Plan de emergencia en caso de incendio

Para prevenir lesiones en caso de incendio, haz lo siguiente:

  • Coloca alarmas contra incendios. Coloca, al menos, una alarma contra incendios en cada piso de tu casa, cerca de las habitaciones. Mantén las alarmas limpias y comprueba su funcionamiento una vez por mes. Usa baterías de larga duración y cámbialas, por lo menos, una vez al año. Reemplaza los detectores de humo cada 10 años o cuando se cumpla la fecha de vencimiento que aparece en el dispositivo.
  • Aprende a usar el matafuego. Coloca un matafuego en la cocina y aprende a usarlo de manera adecuada. Ubícalo en una pared, lejos del alcance de los niños, o cerca de una puerta, de manera que puedas escapar del fuego si fuera necesario.
  • Enséñales a tus hijos a detenerse, tirarse al piso y rodar. Enséñales a tus hijos qué deben hacer si se les prende fuego la ropa. Detente de inmediato y no corras, tírate al piso, cúbrete la cara con las manos y rueda por el piso para apagar las llamas.
  • Practica un plan de evacuación. Crea un plan de evacuación y practícalo con tu hijos. Establece dos maneras de salir de cualquier habitación de la casa. No uses picaportes con cerraduras en las habitaciones de los niños. Enséñales a tus hijos cómo escapar de un edificio en llamas gateando debajo del humo. Establece un punto de reunión fuera de la casa, preferentemente en el frente de una casa, donde los bomberos pueden hallarlos con facilidad. Si vives en un edificio de departamentos, practica con tus hijos a usar los caminos de salidas de emergencia que están indicados con carteles.
June 13, 2018 See more In-depth