Lactancia: cómo medir el éxito

Si estás amamantando, es posible que te preguntes si tu bebé recibe suficiente leche. Hazte estas preguntas y reconoce cuándo debes buscar ayuda.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Cuando amamantas, es probable que no siempre sepas qué cantidad exacta de leche toma tu bebé cada vez que lo alimentas, pero puedes asegurarte de que consuma lo suficiente.

Here's how (¿Quieres reducir el consumo de azúcares agregados de tu familia? Esta es la manera).

Abarcar los conceptos básicos

Cuando estés amamantando, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Tu bebé está aumentando de peso? El aumento de peso constante suele ser el signo más confiable de que un bebé se está alimentando bien. Si bien la mayoría de los bebés baja de peso después de nacer, por lo general, lo recuperan en una o dos semanas. Pesarán a tu bebé en todos los controles. Si te preocupa el peso del bebé, pide una cita médica para que lo pesen.
  • ¿Con qué frecuencia se alimenta tu bebé? La mayoría de los recién nacidos se alimentan entre 8 y 12 veces por día, es decir, aproximadamente, cada dos o tres horas. En los períodos de crecimiento, el bebé podría consumir más en cada alimentación o desear alimento con mayor frecuencia. Confía en la capacidad de tu cuerpo para abastecer esta mayor demanda. Cuanto mayor sea la frecuencia con que tu bebé se alimente, más leche producirás. A medida que crezca, tomará más leche en menos tiempo cada vez que lo alimentes.
  • ¿Tu bebé está tragando? Si observas y escuchas con atención, te darás cuenta de cuándo traga tu bebé, en general, después de succionar varias veces. Escucharás un sonido de «k» suave y verás una ondulación debajo del mentón y de la mandíbula inferior del bebé. Si tu bebé traga despacio, podrías solo notar una pausa en su respiración.
  • ¿Cómo sientes los pechos? Cuando el bebé se prende bien, sentirás un ligero tironeo en el pecho (en lugar de la sensación de que te pellizca o muerde el pezón). Puedes sentir los pechos firmes o llenos antes de darle de mamar, y más blandos o vacíos después de hacerlo. Si te duelen los pechos al amamantar, pídele ayuda al médico del bebé o al especialista en lactancia.
  • ¿Qué sucede con los pañales del bebé? Los primeros días después de nacer, la cantidad de pañales húmedos suele aumentar todos los días. Para el quinto día después del nacimiento, espera que tu hijo moje, al menos, seis pañales y evacúe los intestinos tres o más veces por día. Las heces serán oscuras y pegajosas los primeros días, y luego se volverán blandas, de aspecto granuloso y de un tono amarillo dorado.
  • ¿El bebé parece saludable? Lo más probable es que un bebé que parece estar satisfecho después de comer y que se muestra alerta y activo en otros momentos esté tomando suficiente leche.

Confía en tus instintos

Tú eres la persona que mejor conoce a tu bebé. Si presientes que algo anda mal, comunícate con el médico del bebé, especialmente si presenta lo siguiente:

  • No aumenta de peso
  • No moja, al menos, seis pañales por día
  • No tiene evacuaciones intestinales regulares
  • Tiene orina de color naranja o amarillo intenso
  • Siempre se pone molesto después de comer
  • Parece estar soñoliento todo el tiempo
  • Presenta un cambio de color en la piel y los ojos a un tono amarillo (ictericia)
  • Regurgita con esfuerzo o más que una pequeña cantidad al hacerlo

Recuerda que cada bebé es único al igual que sus patrones de alimentación. Si tienes alguna pregunta sobre el crecimiento y el desarrollo de tu bebé, consulta con el médico.

June 13, 2018 See more In-depth