¿La siembra vaginal después de una cesárea puede beneficiar a mi bebé?

Respuesta de Julie A. Lamppa, C.N.M., R.N.

La siembra vaginal es la práctica de usar una gasa de algodón o un hisopo para transferir líquidos vaginales a la boca, la nariz o la piel de un recién nacido. El propósito es transferir las bacterias vaginales de la madre al bebé. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos actualmente no recomienda ni alienta la siembra vaginal fuera del ámbito de la investigación.

Si se hace una cesárea antes de que comience el trabajo de parto o antes de la ruptura de la fuente, el bebé no tendrá contacto con el líquido vaginal ni las bacterias de la madre. En teoría, la siembra vaginal establecerá bacterias en el intestino del bebé que podrían reducir el riesgo de asma, afecciones atópicas, como rinitis alérgica (fiebre del heno) y eccema, y trastornos del sistema inmunitario.

Sin embargo, aún no están claros los beneficios a largo plazo de la siembra vaginal. Además, existe preocupación en cuanto a la posibilidad de que las infecciones vaginales, como el estreptococo del grupo B, el herpes, la clamidia y la gonorrea, se transmitan de la mamá al bebé. Se necesita más investigación.

Mientras tanto, si quieres favorecer la salud del intestino de tu bebé, ten en cuenta la lactancia. Se ha demostrado que las bacterias presentes en la leche materna y en la piel alrededor del pezón contribuyen a la siembra en el intestino del bebé.

June 13, 2018 See more Expert Answers