Escuché que la lactancia promueve el adelgazamiento. ¿Es cierto?

Answers from Elizabeth LaFleur, R.N.

Más allá de promover la nutrición y ayudar a proteger a tu bebé contra enfermedades, la lactancia también puede ayudarte a bajar el peso que aumentaste durante el embarazo.

Al amamantar, utilizas células grasas que se almacenan en el cuerpo durante el embarazo, así como también calorías de tu dieta, para estimular la producción de leche y alimentar a tu bebé. El adelgazamiento durante la lactancia puede ocurrir incluso si sigues las recomendaciones de consumir de 300 a 500 calorías adicionales por día para mantener tu energía y la producción de leche.

Sin embargo, después del adelgazamiento posparto de aproximadamente 15 libras (6,8 kilogramos), el adelgazamiento tiene a ocurrir de forma gradual, aproximadamente 1 a 2 libras (de 0,45 a 0,9 kilogramos) por mes durante los primeros seis meses posteriores al parto, y con mayor lentitud luego de ese período. Adelgazar el peso que se aumenta durante el embarazo suele llevar entre seis y nueve meses.

Durante la lactancia, concéntrate en tomar decisiones saludables. Elige una variedad de cereales integrales, así como frutas y vegetales, y mantente hidratada. Si estás intentando bajar de peso, limita las calorías de azúcares agregados y grasas saturadas, como los refrescos, los postres, los alimentos fritos, el queso, la leche entera y los alimentos grasos. La actividad física moderada también puede ser de ayuda. Si después de seis meses de amamantar, deseas perder más peso, puedes restringir tus calorías con mayor cuidado a medida que tu bebé comience a comer más alimentos sólidos mientras continúas con la lactancia.

With

Elizabeth LaFleur, R.N.

June 10, 2017 See more Expert Answers