He oído que la lactancia materna promueve la pérdida de peso. ¿Es eso cierto?

Respuesta de Elizabeth LaFleur, R.N.

Además de proporcionarle alimentos y ayudar a proteger a tu bebé de las enfermedades, la lactancia materna también puede ayudarte a perder el peso ganado durante el embarazo.

Cuando amamantas, utilizas las células de grasa almacenadas en tu cuerpo durante el embarazo (junto con las calorías de tu alimentación) para estimular tu producción de leche y alimentar a tu bebé. La pérdida de peso durante la lactancia puede ocurrir incluso cuando se siguen las recomendaciones de consumir de 300 a 500 calorías adicionales por día para mantener la energía y la producción de leche.

Sin embargo, después de una pérdida de peso inmediata después del parto de unas 15 libras (6,8 kilogramos), la pérdida de peso tiende a ocurrir progresivamente; alrededor de 1 a 2 libras (0,45 a 0,9 kilogramos) por mes durante los primeros seis meses después del parto y más lentamente después de ese momento. A menudo se tarda de seis a nueve meses en perder el peso ganado durante el embarazo.

Durante la lactancia, concéntrate en tomar decisiones saludables. Opta por una variedad de cereales integrales, así como de frutas y verduras, y mantente hidratada. Si estás tratando de perder peso, limita las calorías de los azúcares añadidos y las grasas saturadas como los refrescos, los postres, las frituras, el queso, la leche entera y las carnes grasas. La actividad física moderada también puede ayudar. Si, después de seis meses de lactancia, deseas perder más peso, puedes restringir más cuidadosamente tus calorías a medida que tu bebé comience a comer más alimentos sólidos mientras continúa amamantando.

With

Elizabeth LaFleur, R.N.

June 19, 2020 See more Expert Answers