Salud de los bebés y los niños pequeños

Ya seas un nuevo padre o un veterano con mucha experiencia, quizás tengas preguntas sobre la salud de los bebés y de los niños pequeños. ¿Qué vacunas necesita tu hijo? ¿Cuál es la mejor manera de tomarle la temperatura a tu hijo? ¿Qué puedes esperar de los exámenes de rutina para niños? ¿Cuáles son las últimas novedades en cuanto a la salud de los bebés y de los niños pequeños?

Cuanto más sepas sobre salud infantil, más cómodo te sentirás al cuidar de tu hijo. Comienza por compartir tus preguntas sobre la salud de los bebés y de los niños pequeños con el doctor de tu hijo. Recuerda, no hay nada que sea trivial cuando se trata de la salud de tu hijo.

También infórmate sobre cómo ponerte en contacto con el doctor del niño entre visitas. Las preguntas sobre la salud de los bebés y los niños pequeños pueden surgir en cualquier momento — y saber que la ayuda está disponible puede ofrecer mucha tranquilidad.

La salud del recién nacido

Un recién nacido trae un torbellino de actividad a tu vida. Al comienzo, el cuidado de un recién nacido puede parecer limitarse a darle de comer, bañarlo, cambiarle los pañales y calmarlo las 24 horas del día — pero hay más que estos conceptos básicos para asegurar que el bebé esté sano. Otras preocupaciones respecto a la salud del recién nacido pueden incluir cuidar de la piel del bebé, entender qué te dice cuando llora, y estimular su desarrollo.

Recuerda, parte de cuidar bien a tu recién nacido implica cuidarte a ti misma. Duerme tanto como puedas, y no tengas miedo de pedir ayuda cuando necesites descansar.

Cuidar de tu recién nacido puede cambiar mucho tu vida, y las preocupaciones sobre su salud a veces pueden parecer abrumadoras. Apprecia la alegría que trae el bebé a tu vida — y enfrenta todo lo demás un poco cada día.

Salud infantil

Puede parecer que tu bebé aprende algo nuevo cada día. En realidad, cada experiencia — de los mimos antes de la siesta a escuchar a un hermano que conversa — ayuda a tu bebé a aprender más acerca de su mundo.

Al crecer y cambiar tu bebé quizás tengas nuevas preguntas sobre su salud. ¿Cómo puedes animar al bebé a que duerma toda la noche? ¿Cuándo debes darle comida sólida? ¿Cuándo va a sentarse el bebé? ¿Cuáles son las señales de alerta sobre la salud infantil?

El médico de tu bebé es un gran recurso para aprender más sobre la salud infantil. También aprovecha otros recursos para la salud infantil, como las líneas de información con enfermeros. Pero sobre todo, confía en tus instintos. Cuando se trata de la salud infantil, prestarle atención cuanto antes es crucial. Cuanto más rápido se detecten los problemas, antes podrá comenzar el tratamiento.

La salud de los niños pequeños

Para un niño que empieza a caminar, cada día es una nueva aventura — y con frecuencia el movimiento constante es el principio por el cual se rige. Es por esto que la seguridad es una prioridad para la salud de los niños pequeños. Toma precauciones simples para evitar caídas, quemaduras, y otros accidentes en el hogar.

Para muchos padres, el vocabulario limitado de un niño pequeño puede llevar a otras preocupaciones sobre su salud — como las rabietas. Infórmate sobre las causas de las rabietas, y qué puedes hacer para animarlos a que se porten bien.

La salud de los niños pequeños también está marcada por hitos de importancia, como el entrenamiento para dejar el pañal. Infórmate sobre cuándo es el mejor momento para comenzar este entrenamiento — y, si tu niño se resiste, cuándo abandonar el intento por un tiempo.

Como siempre, el doctor de tu hijo es una buena fuente de información para preguntas sobre la salud de los niños pequeños. Entiende qué puedes esperar de tu hijo pequeño, y qué preocupaciones sobre su salud merecen especial atención.

Feb. 14, 2019