Planificación preconcepción: ¿Tu cuerpo está listo para el embarazo?

La planificación preconcepción puede ayudarles a ti y a tu pareja a comprender cómo aumentar sus posibilidades de tener un embarazo saludable. A continuación se presenta qué esperar durante una consulta de preconcepción.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si has decidido embarazarte, es probable que estés preparada emocionalmente para tener un bebé — pero ¿tu cuerpo está listo?

Para ayudarte a asegurar un embarazo saludable, programa una consulta de preconcepción con tu profesional de la salud tan pronto como comiences a pensar en embarazarte. Una consulta de preconcepción es muy importante si estás en la década de tus 30 o 40 años o si tienes alguna enfermedad crónica o preocupaciones especiales. Considera estas preguntas de planificación preconcepcional.

¿Qué tipo de anticonceptivos usas?

Si tomas pastillas anticonceptivas combinadas — ya sea de ciclo convencional o extendido — se espera que tengas un retraso de no más de dos semanas en tu periodo menstrual después de dejar de tomar este tipo de pastillas. No necesitas tener un periodo libre de pastillas antes de que intentes concebir.

Sin embargo, si tienes por lo menos un periodo menstrual normal antes de concebir, será más fácil calcular cuándo ovulaste y cuándo nacerá el bebé. Si planeas esperar algunos meses, utiliza condones mientras tu ciclo menstrual vuelve a la normalidad.

Si utilizas algún tipo de anticonceptivo a largo plazo, como inyecciones de progestina, es probable que tome algún tiempo para que recuperes tu fertilidad. Aún así, 50 por ciento de las mujeres conciben seis o siete meses después de la última inyección.

¿Tienes tus vacunas al día?

Las infecciones como la varicela y la rubéola pueden ser peligrosas para el bebé que está por nacer. Si tus vacunas no están completas o si no estás segura si eres inmune a ciertas infecciones, tu cuidado de preconcepción puede incluir pruebas de sangre para verificar tu inmunidad o aplicar una o más vacunas — de preferencia por lo menos un mes antes de que intentes concebir.

¿Tienes alguna enfermedad crónica?

Si tienes obesidad o una enfermedad crónica — como diabetes, asma o presión arterial alta — asegúrate de que está bajo control antes de concebir. En algunos casos, tu profesional de la salud te puede recomendar ajustar tu medicación u otros tratamientos antes del embarazo. Tu profesional de la salud también te explicará cualquier tipo de cuidado especial que puedas necesitar durante el embarazo.

¿Tomas algún medicamento o suplemento?

Platica con tu profesional de la salud sobre los medicamentos, hierbas o suplementos que tomas. Dependiendo del producto, puede recomendarte modificar las dosis, cambiar a alguna otra cosa o detener el consumo del producto antes de concebir.

Este también puede ser el momento para comenzar a tomar vitaminas prenatales. El tubo neural del bebé — que se convierte en el cerebro y la médula espinal — se desarrolla durante el primer mes de embarazo, posiblemente incluso antes de que sepas que estás embarazada. Tomar vitaminas prenatales antes de la concepción ayuda a prevenir defectos en el tubo neural.

July 07, 2015 See more In-depth