Para estar en forma, aprovecha el poder de los juegos

Los beneficios de los juegos — para los adultos así como para los niños — incluyen el control del estrés, la alegría, y participación social. Aprende cómo traer la alegría de los juegos otra vez a tu vida para poder estar en buena forma física mientras te diviertes.

By Danielle P. Johnson, P.T.

Sé honesto: ¿Te diviertes al hacer ejercicio? Si no es así, es hora de que reconsideres tu abordaje. Hacer ejercicio no tiene que ser una tarea fastidiosa o monótona. Hay muchas formas de incorporar el juego a tu plan de ejercicio actual, al igual que muy buenas razones para hacerlo. La evidencia sugiere que el juego es tan importante para los adultos como para los niños. Además de representar un desafío para tu cuerpo de una nueva manera, el juego activo aporta oportunidades de aliviar el estrés y de relacionarse con los demás.

A continuación te damos algunas ideas sobre cómo incorporar un poco de diversión a tu rutina de ejercicio.

  • ¡Anótate en un gimnasio! La mayoría de las ciudades y lugares de trabajo ofrecen ligas deportivas para todos los niveles. ¿De niño te gustaba el vóleibol, el básquetbol, el tenis, o jugar al quemado o a la pelota? Recupera esa alegría del espíritu deportivo de la infancia para tu vida adulta. Un poco de sana competencia puede ser una excelente manera de aumentar tu motivación.
  • Prueba una clase de gimnasia grupal. Hacer ejercicio con otras personas genera camaradería y apoyo, y ver el esfuerzo de los demás puede alentarte a un mejor desempeño o a una mayor intensidad. Recuerda: Puedes obtener estos beneficios de cualquier tipo de clase. Encuentra una actividad que te resulte atractiva, ya sea yoga, kickboxing, pilates o danza.
  • Establece un objetivo para ti y para los demás. Crea una competencia en el trabajo para ver quién puede hacer más actividad física cada día. Pídeles a tus colegas que registren e informen su actividad, por ejemplo, la cantidad de escalones que subieron o los pasos que dieron. Esto los ayudará a asumir responsabilidad frente a los demás, y puede ser tema de algunas conversaciones entusiastas en el trabajo.
  • En el gimnasio, pueden competir en la bicicleta fija o la cinta caminadora. En el gimnasio, hay muchos equipos de ejercicio que permiten crear una competencia con otros. Si tienes un compañero de ejercicio, lleva registro de las veces que salen a correr, y conviértelas en un juego o en una competencia.
  • Entrena para una carrera divertida. Hay una buena razón por las que las carreras de aventura cada vez son más populares. Son divertidas. Puedes encontrar muchos tipos de carreras; por ejemplo, en algunas debes correr para escapar de un zombi que te persigue y, en otras, avanzar por el lodo.

Los beneficios de jugar persisten en la adultez, así que, sal a divertirte. Tendrás menos estrés, encontrarás un espacio de sana competencia y forjarás vínculos significativos con otras personas.

Experimentos

Prueba las sugerencias de Danielle para divertirte más.

  1. Pídele a un amigo que te acompañe a una competencia deportiva amistosa.
  2. Inscríbete en una carrera local divertida.
  3. Prueba una clase de gimnasia grupal.
June 01, 2018 See more In-depth