Los beneficios de jugar — tanto para los adultos como para los niños — incluyen control del estrés, alegría, y participación social. Aprende cómo traer la alegría del juego a tu vida otra vez, así puedes estar en buena condición física mientras te diviertes.

By Danielle P. Johnson, P.T.

Sé sincero: ¿te diviertes cuando haces ejercicio? Si no, es hora de cambiar tu encare. El ejercicio no tiene por qué ser una tarea ingrata o un programa mecánico. Hay muchas maneras para agregar juego a tu plan de ejercicio actual y muchas razones por las que deberías hacerlo. La evidencia sugiere que jugar es tan importante para los adultos como para los niños. Además de desafiar a tu cuerpo en nuevas maneras, el juego activo ofrece oportunidades para el alivio del estrés y para las conexiones sociales..

Aquí siguen algunas maneras de agregar un poco de diversión a tu rutina de ejercicio:

  • ¡Únete a un grupo! La mayoría de las ciudades y lugares de trabajo ofrece ligas deportivas con actividades para todos los niveles. Si de niño te encantaba jugar al vóleibol, al básquetbol o al tenis, jugar al prisionero o al kickbol, puedes traer de vuelta esa alegría de jugar en equipo de la infancia a tu vida adulta. Un poco de competición sana puede ser una buena manera de estimular tu motivación.
  • Prueba una clase de ejercicio de grupo. Hacer ejercicio con otros te da un sentido de camaradería y apoyo que puede empujarte a ejercitarte mejor o a una intensidad más alta al mirar cómo los otros se desafían a sí mismos. Recuerda, puedes lograr estos beneficios de cualquier tipo de clase. Encuentra algo que te interese, ya sea yoga, kickboxing, Pilates, o danza.
  • Fija una meta para ti y para los otros. Crea una competición en el trabajo para ver quién puede hacer más actividad física cada día. Haz que tus colegas registren e informen sobre su actividad, como ser, el número de peldaños de la escalera que suben o el número de pasos que dan. Esto va a ayudarte a ser responsable y puede dar lugar a algunas conversaciones animadas en el trabajo.
  • En el gimnasio, corre carreras con los otros en la bicicleta o la caminadora. Muchos tipos de máquinas para ejercicio te permiten correr carreras con la gente que está en el gimnasio. Si tienes un compañero con quien haces ejercicio, lleva un registro de tus carreras y conviértelas en un juego o una competencia.
  • Entrénate para una carrera popular. Las carreras de aventura se están haciendo más populares por una razón. Son divertidas. Puedes encontrar muchos tipos diferentes de carreras, de aquellas en que te persigue un zombi a otras en que debes vadear por charcos de barro.

Los beneficios del juego no terminan al hacernos adultos, así que empieza a jugar. Vas a disfrutar de menos estrés, un escape competitivo, y relaciones significativas con otros.

Experimentos

Prueba las sugerencias de Danielle para disfrutar del juego.

  1. Pídele a un amigo que se te una en una competencia amistosa de ejercicio.
  2. Inscríbete en una carrera popular local.
  3. Prueba una clase de ejercicio de grupo.
Dec. 14, 2016 See more In-depth