Pilates para principiantes: explora los aspectos básicos

El pilates podría parecer intimidante, pero es una manera accesible de fortalecer los músculos centrales para mejorar la postura, el equilibrio y la flexibilidad.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

El pilates no es solo para los fanáticos de la actividad física. En realidad, es una forma accesible de fortalecer los músculos centrales para lograr una mejor postura, equilibrio y flexibilidad. Si estás considerando tomar clases de pilates para principiantes, esto es lo que necesitas saber antes de ir al gimnasio.

¿De qué se trata Pilates exactamente?

Pilates es un método de ejercicio que trabaja con flexibilidad de bajo impacto, fuerza muscular y movimientos de resistencia. Pilates se centra en la alineación postural adecuada, la fuerza central y el equilibrio muscular. Pilates lleva el nombre de su creador, Joseph Pilates, quien desarrolló los ejercicios en la década de 1920.

Una rutina de pilates generalmente incluye ejercicios que promueven la fuerza y la estabilidad del centro del cuerpo, el control muscular y la resistencia, como ejercicios que trabajan la postura y los patrones de movimiento adecuados y la flexibilidad y la fuerza equilibradas. También puede ser útil en el entrenamiento para los deportes o en la rehabilitación física.

¿Pueden hacer pilates los principiantes?

Es un concepto erróneo común que el Pilates es solo para atletas serios o bailarines profesionales. Aunque estos grupos fueron los primeros en adoptar el Pilates, no son los únicos que pueden beneficiarse de este enfoque del entrenamiento de fuerza.

Otra percepción errónea común es que el Pilates requiere equipos especializados. Tal vez hayas visto un aparato de Pilates, llamado Reformer, que parece un bastidor de cama con un carro deslizante y resortes ajustables, o tal vez hayas visto una mesa tipo trapecio. Pero no dejes que esas máquinas te intimiden.

En realidad, muchos de los ejercicios de Pilates se pueden hacer en el suelo solo con una alfombra.

¿Cuáles son los beneficios del pilates?

Si realizas pilates de forma regular, puedes lograr una serie de beneficios para la salud, incluidos los siguientes:

  • Mayor resistencia y estabilidad central
  • Mejor postura y equilibrio
  • Mayor flexibilidad
  • Prevención y tratamiento del dolor de espalda

¿Pilates es para todos?

Si eres mayor, no has hecho ejercicio por algún tiempo o tienes problemas de salud, es una buena idea consultar con tu médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicio. Pilates no es una excepción. De manera similar, las mujeres embarazadas deben consultar con su proveedor de atención médica antes de iniciar pilates u otros programas de ejercicio.

Pilates puede ser adaptado para proporcionar un entrenamiento de fuerza suave y un programa de estabilidad, o puede ser modificado para darle a un atleta experimentado un entrenamiento exigente. Si recién estás empezando, es una buena idea ir despacio al principio y aumentar gradualmente la intensidad del entrenamiento.

Hazle saber a tu instructor si tienes alguna afección o lesiones previas para que pueda ayudarte a modificar los movimientos.

Debido a que es esencial mantener la forma correcta para obtener el máximo beneficio, y para evitar lesiones, los principiantes deben comenzar bajo la supervisión de un instructor de pilates experimentado.

Qué debes buscar en un instructor de pilates

La Pilates Method Alliance ofrece servicios de derivaciones a los instructores certificados y brinda instrucción, así como certificación en pilates. También puedes consultar en los gimnasios locales o en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) de tu zona. Pregunta lo siguiente sobre el instructor de pilates que estés considerando:

  • ¿El instructor completó un programa de entrenamiento integral con práctica de la capacitación?
  • ¿El instructor es capaz de adaptar los ejercicios a necesidades especiales, como lesiones y rehabilitación?

¿Cómo se adecua Pilates a tu programa de ejercicios total?

El Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) recomienda que los adultos sanos incluyan ejercicios aeróbicos y entrenamiento de fuerza en sus programas de acondicionamiento físico, particularmente lo siguiente:

  • Al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa distribuida durante el transcurso de una semana.
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular para todos los grupos musculares principales al menos dos veces a la semana.

El Pilates puede ser un buen entrenamiento de fuerza, pero no es un ejercicio aeróbico. También deberás incluir ejercicios aeróbicos, como caminar a paso ligero, correr, andar en bicicleta o nadar.

Dec. 14, 2019 See more In-depth